Saturday, December 06, 2014

Hasta el fin del mundo (2014)


Aunque a simple vista parece que lo veo o trato de verlo todo, para lo que me conviene soy selectivo...

Por ejemplo, empecé a ver la novela HASTA EL FIN DEL MUNDO y la dejé de ver cuando noté el asombroso parecido con AMOR EN CUSTODIA, o lo que es lo mismo, AMORES VERDADEROS. A eso hay que añadir lo mal que me cae que ahora cada telenovela tenga patrocinador a cuadro, en este caso Chocolate Abuelita, lo feo que me parece Pedro Fernández como para que esté de protagónico y lo mal que me cae el horroroso acento español de Claudia Alvarez, cuyo personaje pasó unos días en la madre patria y regresó con un acentazo que ahora, ni volviendo a nacer se le puede quitar, y eso que ya lleva en México muchísimo tiempo como para que hablara como lo hacía antes de su viaje. Y ahora resulta que en esta carrera de relevos, Fernández NO LLEGO HASTA EL FIN DEL MUNDO y se quedó a medias. Tuvo que ser sustituído por David Zepeda. No cabe duda que la comunidad LGBT está más activa que nunca, pues seguramente con Alejandro Tomassi no era suficiente, jaja!

Como me habría gustado que cuando estaban al teléfono Sofía Ripoll y el nuevo Chava Cruz coqueteándose y recordando viejos tiempo, ella tuviera uno de esos flashbacks, pero claro que no, para qué arruinar el momento romántico con la cara del Chava feo de antes, verdad? Y a todo esto, de qué está enfermo Tony Bravo que se ve tan desmejorado?

Por cierto, este asunto de darle gusto a la comunidad LGBT ya está llegando demasiado lejos, pues prácticamente en todas las series que yo veo (imagínense en las que no veo cuantos más no habrá), no sólo hay una pareja del mismo sexo, sino que en muchas ocasiones, se la pasan cachondeando, besándose y yéndose a la cama. ¿Deveras tiene uno que ver eso? En GOTHAM Bárbara Gordon, la futura esposa del comisionado y futura madre de batichica es bisexual y engaña a su marido con otra mujer a la que besa cuando están en la cama. En CHICAGO FIRE había una lesbiana pero ya se murió. En HOW TO GET AWAY WITH MURDER es un muchacho el que se la pasa saboreando todo el buffet y en SCANDAL anda otro señor por ahí buscando jovencitos. En FLASH hay otro que se la pasa con que ''mi novio esto y mi novio lo otro''. Seguramente esto es ''lo moderno''. No quisiera sonar homófobo, pero creo que exageran.
Pocos personajes gay me caen bien y hay uno ANGRY MANAGEMENT y otro en THE McCARTHYS, pues no andan de libidinosos. Ahora entiendo a las personas que se quejan de parejas del mismo sexo que en algo que yo considero una provocación, se la pasan con sus muestras de afecto público no solamente tomándose de las manos, sino besándose y demás. Como el asunto de amamantar en público, deveras no pueden despedirse en la privacidad de su hogar para evitar dar esa clase de espectáculos delante de personas que no tienen porque verse expuestas a todo esto? ¿Hasta donde llegan sus derechos y empiezan los míos?

En fin, que tampoco pude ver RASTROS DE MENTIRAS por más de cinco capítulos, porque me molesta, y literalmente  no soporto, el tema musical de Laura Pausini con que empieza. Yo no creí que una trivialidad como esa pudiera evitar que viera una telenovela que deveras quería ver porque la trama es muy interesante, pero esa canción, la odio y con tal de no seguirla escuchando y que se me quedara grabada en la cabeza, preferí no ver la novela. Quien sabe a que intereses obedezca haberla elegido, pues la versión original tiene un tema musical completamente diferente, sin letra.

TIERRA DE REYES se llamará ahora la cuarta adaptación en 20 años de LAS AGUAS MANSAS (PASION DE GAVILANTES, FUEGO EN LA SANGRE). Como pueden ver, me niego a creerlo... y menos con Aarón Díaz en uno de los seis protagónicos.