Sunday, December 14, 2014

Exodus: Gods and Kings (2014)

Ayer a las 12:30 pm llegamos al cine. Rápidamente me escanearon la tarjeta que me abona puntos cada vez que voy y que algún día canjearé por palomitas, después la de débito y me dieron los lentes.

Una vez allí vimos el comercial navideño de Target en 3a dimensión, después uno de una película con George López que se llama SPARE PARTS, donde unos estudiantes en los que nadie confiaba serán capaces de fabricar unos robots prácticamente con un alambrito, otro corto fue el de TAK3N, KINGSMAN THE SECRET SERVICE y la segunda parte de DIVERGENT

Exodo, se me había antojado por los efectos especiales más que nada, porque después del bodrio de NOE, la verdad es que ver otra historia de estas no me inspiraba nada de confianza.
Da inicio con los protagonistas ya adultos, la pitonisa lee las tripas de pato y les dice que ''quien salve al líder, en líder se convertirá'', así que en la próxima batalla, Ramsés le prohíbe a Moisés que lo salve en caso de presentarse el peligro. Aún así, como la profecía tiene que cumplirse, lo salva. Además son ''primos'' y han crecido juntos, como hermanos.

Nada se parece a la historia que yo me sabía, pues aquí Dios brilla por su ausencia. 
Cuando descubren que Moisés es hebreo lo exilian y ya sólo regresa en dos ocasiones, una cuando pide al faraón que libere a su pueblo y otra cuando ya no hay remedio y viene a advertirle de la última plaga, donde morirá el primogénito de toda familia egipcia. No hubo pláticas ni negociaciones, no hubo demostraciones de poder de ningún lado, nada.
Las plagas las hilvanan de una manera lógica para seguir ignorando su procedencia divina, pues empiezan con que unos cocodrilos aparecen así de pronto devorando todo lo que esté a su paso, se tiñen las aguas de sangre, mueren los peces y las ranas salen a buscar agua pura donde sea, los peces se pudren y aparecen las moscas, las ranas mueren y se pudren también y con todo ese mosquero llegan las llagas en la piel, después muere el ganado, llegan los chapulines, el granizo, la oscuridad y por último la muerte del primogénito.

Total, que mi escena más esperada, que era la de la separación de las agua no tuvo lugar. Moisés y su pueblo, que llevan 4 días de ventaja al faraón, van a pie y tienen que cruzar el mar y ni él mismo sabe que onda. Al recostarse a dormir ve una luz como un cometa y a la mañana siguiente ya casi no hay agua y pasan todos. El cierre de las aguas sucede cuando se acerca una tormenta con tornados y todo eso. Moisés y Ramsés sostienen una última pelea con el agua al cuello y nadando cada quien para su orilla, se salvan.

Las mejores escenas de acción son cuando el faraón y sus carros siguen a Moisés por la montaña, que tiene unos caminos serpenteados flanqueados por abismales precipicios y a pesar de todo, nunca disminuyen la velocidad y claro, empiezan a rodar colina abajo. También se avientan una explosión de esas de Michael Bay.

Moisés escribe las tables él mismo y la figura de lo yo quiero creer era Dios se le aparece como un niño que solamente él ve, por lo que muchas personas que lo veían hablando ''solo'', seguramente creyeron que no estaba bien de la cabeza. Lo del asunto de que él no pudo entrar a la tierra prometida, el muró de Jericó y la matanza de cananitas para poder quedarse en ''la tierra prometida'', quedó para la secuela: Exodo, la historia jamás contada 2.

Excelente producción y efectos con una historia desconocida. A eso le llamo actualización!
Después de MIRROR MIRROR, HANSEL Y GRETEL CAZADORES DE BRUJAS y MALEFICA, ya nada me sorprende.