Wednesday, November 12, 2014

The naked island (1960)

Esta película es hipnótica!

Aunque carece de diálogo en un 99.9%, yo no pude despegar la vista de lo que estaba sucediendo, a pesar y que era de lo más cotidiano y rutinario.

Debe haber sido la curiosidad, pues desde el cuadro número uno, que muestra a una pareja acarreando agua en cubetas de madera que después colocan en su bote de remos y trasladan a una isla, habitada solamente por ellos y sus dos hijitos, que corren y corren realizando sus tareas domésticas en lo que sus padres acarrean agua en un ciclo sin fin, pues deben regar sus sembradíos, que cada día crecen un poquito más.

Y así se la pasan por toda la primera hora de la película, regando incansablemente unos camotes que seguramente ni agua necesitan. Pero en fin, uno de los niños asiste a la escuela, después llueve, los niños pescan un pez que después venden en la ciudad, los padres siguen trabajando llueva, truene o relampaguee y al final, se les muere uno de los niños.

Y tengo que decirlo porque esa fue la parte que más me decepcionó, pues no dicen porqué ni nada. Se supone que ellos vienen haciendo esto durante todas sus vidas y que nunca antes les había sucedido, pero de repente un día, el niño mayor empieza a retorcerse en su tatami y muere, mientras el padre navega a la isla más cercana en busca de un médico, que llega demasiado tarde.

Quiero creer que esta escena es para que veamos cómo era el ritual funerario, porque por otro lado no le encuentro explicación. Los padres, después de la pérdida no tienen tiempo de guardar luto pues deben seguir como las hormiguitas, acarreando agua de cubeta en cubeta para sus papas y sus camotes.