Thursday, November 20, 2014

The fake trade (2007)

Hace tiempo curioseando me topé con un sitio en internet llamado pincheschinos y me reí un chorro viendo como se las arreglaban para manufacturar sus imitaciones y venderlas como si fueran originales.

Pero la cosa es más seria de lo que parece, y aunque ese mercado exista mientras haya personas que compren copias porque son más baratas y se ven idénticas a las originales aunque duren menos, el negocio va a seguir adelante contra viento y marea.
Lo malo es que ya no se imitan artículos opcionales como bolsas o relojes, sino que hacen alimentos y hasta medicinas.
Dicen que crear un huevo falso sale más barato que tener gallinas que los pongan y debe ser cierto, pues quién las cuidaría si muchas personas en pueblitos enteros se dedican a la piratería? 
China, quien durante mucho tiempo se quejó del capitalismo extranjero, un día decidió abrir sus puertas a la maquilación de productos y seguramente lo hizo con doble intención, pues ahora, con los diseños en sus manos, pueden hacer con ellos lo que quieran y nadie hace nada, pues parece lo que sería una venganza contra los países que alguna vez lo mantuvieron bajo su yugo. El gobierno chino se hace de la vista gorda y culpa a EUA por ser el principal consumidor de sus imitaciones. Tanto, que existe un centro comercial de 7 pisos exclusivamente para la venta de ellas y allí vemos como numerosos turistas, principalmente norteamericanos, regatean precios, cuando una bolsa de 680 yuans les sale en aproximadamente 100 dólares, y eso, es mucho mejor que pagar los más de 1,000 que les costaría una original. A California llegan diariamente alrededor de 13,000 contenedores con mercancía proveniente de China, y al revisarlas al azar se descubren productos cuyo costo al mayorista es de apenas el equivalente a UN DOLAR!! 

Un dólar es lo que gana un chino por cada pintura de Van Gogh que falsifica, y las pinta en menos de una hora! El dice no saber ni a donde van ni en cuanto las venden, mientras a él le entreguen su dinero.

¿Podría disminuir el fenómeno de las imitaciones si las fábricas de los originales redujeran los precios de venta de sus productos? A ellos les afecta pues sus pérdidas económicas son bastante significativas, pero a quienes usan imitaciones, muchas veces indetectables sobre todo tratándose de medicamentos o productos alimenticios o de higiene, puede costarles la vida. Exámenes demostraron que algunos dentífricos y jabones contenían plomo y otras sustancias tóxicas, incluso orina! ¿Será eso parte de la venganza china?

La industria de las imitaciones es tan podrosa en China, que además de tener los diseños a la venta mucho tiempo antes de que salgan los originales al mercado, incluso envían personas fuera para que ensamblen los productos que no pueden ser exportados fácilmente. Como es esto, o vender drogas, muchas personas aceptan a cambio de que quienes los contratan les arreglen papeles para vivir legalmente en los países a los que son enviados. El lavado de dinero también beneficia al negocio.

El negocio de las imitaciones chinas es mucho más grande y peligroso de lo que parece a simple vista y al ser así, no se está convirtiendo China en lo que tanto odia?