Wednesday, November 12, 2014

Multiplicity (1996)

Muy pocas películas he visto donde salgan Michael Keaton o Andie MacDowell.
Ninguno de los dos me ha caído nunca bien, así es que por eso los he evitado lo más que puedo.

Pero hoy llegué del trabajo y necesitaba matar dos horas en lo que empezaba VENTANEANDO, así que me la encontré en Crackle y me dije, porqué no? Puede estar divertida!

Y bueno, Pedro Infante lo hizo en los años 50s, así que aquí Keaton se hace de otros tres clones suyos para que le ayudaran en todo lo que él solo no podía hacer.

El trabajo lo absorbía y cada día su familia exigía más y más de Doug, así que cuando conoce a un científico que ha perfeccionado la clonación al estilo de Xerox, se hace de su copia número uno, a la que llaman dos, pero el clon se hace llamar Lance. 

Lance resulta tener los testículos más grandes que Doug, así que pronto se afianza yendo a trabajar, donde resulta de lo más eficiente, tanto que pronto le entran ganas de tener su propia vida sexual y eso pone en aprietos a Doug, quien para que se entretenga, se manda hacer otro clon, que aunque es el número dos, o la segunda copia del original, se autodenomina Rico. Y a este, le falta lo que al otro le sobra, pues es un poco amanerado y ama la cocina y las tareas domésticas. Entre los dos, empiezan a volver loco a Doug, y más cuando un día por sorpresa, le presentan al tercer clon, que como es copia de copia, ya salió medio retrasado de sus facultades mentales. Loco loco pero bien que come pizza y un día en que el original se descuida, las tres copias van y se acuestan, por turnos, con la esposa de todos, o de Doug, dependiendo de cada quien.

Antes de irse los tres clones a vivir su propia vida lejos del original, le dan una lección, en la que aprende que no sólo hay que tener más tiempo para hacer todo lo que uno quisiera, sino hay que saber como organizarlo. Recuerden que todo cabe en un jarrito, sabiéndolo acomodar...

Contrario a mis propias expectativas, sí me entretuvo y me pareció graciosa...