Thursday, November 27, 2014

Love at the thanksgiving day parade (2012)

Aunque Emily ha estado felizmente enamorada a distancia de un biólogo marino por los últimos cinco años, en cuanto aparece este nuevo hombre en su vida, empieza uno a preguntarse a que horas dejará a uno para quedarse con el otro. Y pasan los días y pasan los días y crece la angustia.

Porque así son estas comedias románticas. La muchacha no puede quedarse con los dos. Lástima.

Emily es una figura prominente en la organización del desfile de acción de gracias de Chicago, pues desde que tenía siete años trepaba en hombros de su padre, congelada hasta la nariz, con tal de ver el último carro alegórico, que era el que presentaba a Santa Claus, pues se supone que la navidad empieza, oficialmente, al día siguiente de la cena del pavo.
Y ella, que tiene todo calculado a la perfección y hasta viste en ''forever 64'' con modas vintage, a la salida de la boutique se topa con un tipo molesto que le dice que él derrumbará todo este edificio apolillado para convertirlo en un supercentro comercial ultra moderno. Ella, altamente ofendida le dice que es no es posible, pues ella aquí compró su primera novela de Nancy Drew y de Agatha Christie y este edificio es un monumento histórico patrimonio de Chicago y el mundo y bla, bla, bla.

De nuevo, en una situación totalmente predecible, después de esa pelea callejera, Emily recibe la visita de este hombre en su comité organizador, pues es un importante elemento y ahora tendrám que colaborar juntos hasta la clausura del desfile. Su nombre es Henry.

Y cuando faltan sólo 6 días para que el desfile de inicio, llega su novio Brian y truenan! Que tan grande sería su amor que la razón es que él quiere esperar otros dos años y a ella le urge casarse mañana si es posible! El caso es que ahora queda libre para Henry, que en realidad no es tan malo como parece, es sólo que tiene otro punto de vista de las cosas, más práctico y monetario, digamos.

Como ella ve que las cosas ya están demasiado fuera de su control se emborracha y reconsidera, cambiando poco a poco su forma de ser, y Henry también, intercambiando hábitos. Pero oh sorpresa! justo cuando Henry está a punto de declararle su amor Brian regresa con el anillo de compromiso y públicamente le pide sea su esposa.

Mañana es el desfile y ella está entre la espada y la pared. ¿Qué pasará?