Sunday, October 05, 2014

Voyage to the bottom of the sea (1961)

Cuando veíamos esta serie por televisión, me gustaba el ruidito que hacía el submarino, pero lo que no me gustaba era que siempre que les sucedía algo, se iban todos de un lado a otro varias veces.

No sabía que aquella serie había nacido gracias a dos cosas:

-al éxito de esta película y
-al ahorro extraordinario que representaba volver a usar todo lo que se había elaborado para la misma, y que se estaba empolvando en una bodega

Gracias a esta película pudimos disfrutar además de TIERRA DE GIGANTES, PERDIDOS EN EL ESPACIO, EL TUNEL DEL TIEMPO, entre otras.

El seaview es un submarino nuclear que navega en el fondo del océano Artico y aunque su tripulación debió haber sido completamente masculina, esta vez llevan a bordo un par de mujeres, una de ellas una doctora que estudia el fenómeno de la tensión en la tripulación causada por las interminables horas dentro de la claustrofóbica nave.

Y allá andaban todos bien campantes cuando sienten que la capa de hielo polar se les viene encima y a correr todos de un lado a otro y viceversa y que suben a asomarse y que descubren que una lluvia de meteoritos estaba derritiendo el polo igual y como si fuera calentación global, nadamás que de efecto más rápido, porque esto acabará con la tierra en alrededor de tres semanas porque ha dañado el campo magnético y ya no hay nada que proteja a nuestro planeta del intenso calor!

Al parecer, la única solución será bombardear dicho campo magnético a ver si así se apaga su fuego, pero podría salir más caro el caldo que las albóndigas, pues si el campo estalla, el calor resultaría insoportable y acabaría con todo todavía más rápido...

La otra mujer es Bárbara Edén, quien luce muy diferente que cuando hizo MI BELLA GENIO. Yo casi no lo podía creer, pues el peinado, maquillaje y un cuerpo muy delgado la hacen ver totalmente distinta.