Thursday, October 23, 2014

The legend of Awesomest Maximus (2011)

Veo no se si con gusto o repulsión, que el cine del estilo del director Víctor Manuel ''Guero'' Castro ha traspasado fronteras. 
Y aunque esta película parece improvisada, debo reconocer que por lo menos está escrita en una línea coherente y que parodia las trifulcas entre griegos y troyanos, que ya hemos visto en incontables ocasiones, de forma irreverente y chistosa.

¿De que otra forma podrían haber metido en ella al ''pene de Troya''?

Es de la colección de National Lampoon y la estelariza Will Sasso (ya era tiempo).

No es la cosa más divertida, pero está bien hecha, y eso, también cuenta, pues se ve que le metieron coco a la producción.

Esparta tiene en Awesomest Maximus a un líder que podrá no ser el más brillante, pero es lo que hay, pues su hermano Orlando está más interesado en tendencias de vestuarios y maquillaje que en la guerra. 
Aún así, a petición de su padre, ambos embarcan rumbo a Troya, de donde Orlando se roba a Helena, esposa de Erotikus, para hacerle una transformación de pies a cabeza.
Eso desata la batalla de las Termópilas, de donde su propio ejército, cansado de sus errores, arroja a Awesomest Maximus de un precipicio.
Se salva, pero es confundido con un soldado español y enviado a entrenar como gladiador. Allí es donde acaba con la vida del primo mongolito de Testiclis, porque fue a luchar haciéndose pasar por él, y por supuesto, que él no era inmortal.

Testiclis, quien tenía su debilidad en los testículos porque de ahí lo había agarrado Milfa, su madre (muy parecida a Angelina Jolie) antes de sumergirlo en las aguas que le darían inmortalidad y ni así se los protegía con un buen suspensorio de malla o de cuero al menos, entra al gigantesco pene de madera y allí, fumando mota como chacuacos, él y el resto de los soldados, planean la forma de hacer caer a Esparta.

El final feliz es parecido al de los masajes, pues Maximus se contenta con su mujer y agregan a su matrimonio a Helena porque descubren que les gustan los tríos, Orlando sale del closet y se queda con Erotikus, Testiclis, que sufre complejo de Edipo, se queda con su propia madre y todos vivieron felices para siempre.