Friday, October 24, 2014

The birdcage (1996)

Dice Roberto que muchas personas hablan bien de los demás hasta que se mueren, pero yo, ni entonces. En mi humilde opinión, el Sr Williams pudo haber sido un buen comediante, pero como que siempre eligió las películas que menos le favorecían.
Quizás él creyó que sus proyectos eran los mejores, como todos hacemos, pero la verdad es que no. Y si no me creen, echen un ojito a su filmografía.

Las películas de Robin Williams, en su mayoría, siempre me han parecido muy sobrevaloradas. Es más, yo creo que la única que me gustó, es la de POPEYE!! Y no es por él, sino por las caracterizaciones.
Con eso les digo todo.

Este refrito de la comedia francesa, calcada casi palabra por palabra, carece del encanto y la gracia del original. Perdón, porque el Sr Nathan Lane se ve que hizo su mejor esfuerzo, pero no hay excusa que valga.

Si es por no leer subtítulos, existe el doblaje, y todo es preferible a ver una versión diferente a la que originalmente ideó en su mente el director.
Siempre se perderá el tono y la intención. 
Yo digo que para poder disfrutar de algo, hay que verlo como lo pensó el creador de la idea, con toda su inspiración en ella.
Subtitulada es la mejor forma de admirar una obra, pero si hay que doblarla, pues que se doble, existen muy buenas casas de doblaje, donde buscan minuciosamente hasta encontrar las voces que más se parezcan a las originales y copian hasta el más sutil modismo. Y me consta, porque acabo de ver la versión original doblada al inglés y parecía que estaba escuchando las voces de los actores franceses. Cuando se quiere, se puede!