Tuesday, October 07, 2014

Río Escondido (1947)

''Para ser maestro hay que tener madera de santo''

Si no dijera en todas partes que esta película es del indio Fernández, habría jurado que era de Walt Disney. Hasta el coro angelical con que da inicio lo hace dudar a uno. 
Deveras... quién escribió esos diálogos? 

María Félix, obstinada y voluntariosa como siempre, pero ahora como Rosaura Salazar y con autorización del Sr. Presidente de la República, dirige sus pasos a Río Escondido, donde fungirá como maestra rural, pues su trabajo allí será la diferencia entre la vida y la muerte del país.

Con mucho cuidadito porque está enferma del corazón y venciendo miles de obstáculos llega a su destino, donde enfrenta al peor de todos, Don Regino, el cacique que hace y deshace y decide si hay o no hay iglesia, cantinas, escuelas o dispensarios en su rancho.

Debe haber sido que gracias a su fuerte personalidad y a la convicción de que ella era la solución a los problemas en México, que empieza, como una bolita de nieve, a formar un alud de alfabetización y conocimiento en el pueblo, hasta derrocar al prepotente cacique (con ayuda de la viruela, por supuesto).