Friday, October 03, 2014

Marido en alquiler (2013)

Telemundo trasmitió esta novela hace tiempo. La pasaban por la tarde y después la repetían, de 11 a 12 de la noche y antes de acostarme, o mejor dicho, ya acostado, pero antes de dormirme, veía unos capítulos y otros no. Afortunadamente, ahora ya todo puede encontrarse en YT, así que me puse al corriente.

Aunque ahí andaban Pablo Azar, Sonya Smith, Maite Embil y Juan Soler, quien se llevaba la novela, según mi opinión, era Maritza Rodríguez.

Porque aunque se llame MARIDO EN ALQUILER y ese personaje esté a cargo de Smith, la verdadera historia es la de Teresa Cristina (Rodríguez), quien predispuesta genéticamente sólo necesitaba un detonante para echar a andar toda la locura que llevaba dentro. Y ese detonante fue Griselda Carrasco (Smith), cuyo marido desapareció hace 15 años y quedó a cargo de tres hijos y un nieto, porque al mayor de ellos también lo dejó la esposa.

Ella se ha hecho cargo de su familia trabajando de ''milusos'', pues lo mismo destapa una cañería que enjarra una pared y corre el cableado eléctrico en una casa.
Su historia se entrelaza con la del matrimonio de los Ibarra porque uno de sus hijos se enamora de la muchacha y por tratar de encajar en esa familia adinerada, se mete en un montón de líos que lo hace enfrentarse a su madre la misma noche en que andaba conociendo a sus futuros suegros.
Por eso, abandona el hogar, su madre se la pasa trabajando para los Ibarra y entre Reynaldo (Juan Soler), se empieza a crear un vínculo sentimental que los perseguirá como una sombra y la enemistará con Teresa Cristina (Rodríguez), una mujer prepotente y algo desquiciada que jamás permite que nada en su mundo se mueva si ella no lo autoriza. Ella, cuyo problema mental es genético, empeora con las sospechas de que algo existe entre su marido y la bigotuda, como ella la llama, por verla siempre en overol y sin arreglar. Y empeora con lo del hijo de Griselda, y empeora con lo de su hija, su tía, y el resto de su familia.

Cuando Griselda se gana 50 millones de dólares en la lotería la historia pierde bastante de su encanto, pero esa fue, literalmente y valga la redundancia, otra historia, porque no sólo se cambia a una mansión frente a la de los Ibarra, sino que hasta SU MARIDO REGRESA!!.

Aunque a muchas personas el personaje de Maritza Rodríguez les haya caído antipático, a mí era lo que más me atraía, pues se le ocurrían unas cosas, y los duelos verbales entre ella y su asistente personal, Rosario Flores, estaban muy buenos! También debe haber sido fanática de la serie de Batman de los 60s, porque todos sus intentos de acabar con la familia de los Carrasco, a pesar de nunca tener éxito, ella seguía duro y dale, rodeada de personas ineptas que jamás de rendían los frutos que ella deseaba!

Lo malo de alterar las tramas quitando y poniendo personajes es que al final nada encaja y hacen un montón de cambios que según ellos son coherentes y quizás lo sean, pero no todas las novelas tienen forzosamente que tener un final rosa, o sí? ¿Deveras TODO MUNDO tiene que terminar en un nudo gordiano? ¿Deveras tienen que terminar en BODA?

La telenovela original es brasileña, donde hasta la gente ''fea'' es atractiva, por lo que yo recomiendo ver esta telenovela primero, pues de lo contrario, comparada con la altísima producción de la otra, deja bastante que desear. Allá, por ejemplo, Griselda es una mujer normalona y aquí Sonya Smith quiere verse siempre guapa (e incluyen escenas suyas en lencería cuando está en la cama con Juan Soler para que luzca el cuerpazo), lo que le resta credibilidad. Se supone que debe ser una mujer que por cuidar a sus hijos y andar en la talacha nunca ha pensado en sí misma ni se ha cuidado, y por lo mismo, no debe ser una belleza, o sí?