Monday, October 06, 2014

Los hermanos del Hierro (1961)

Además de EL ESCAPULARIO, había tres películas de vaqueros que me gustaba ver por televisión cuando estaba chico. Esta, EL ZARCO y EL TUNCO MACLOVIO.

Las tomas raras y la edición en los flashbacks para atrás y para adelante, se viene abajo con la repetitividad de ''dos palomas al volar'' que después de haber escuchado durante tooodos los créditos de entrada, aparece varias veces más durante la película.

Reynaldo del Hierro buscaba mujer, y se encontró una que ya traía un hijo adolescente. Con ella tuvo otro hijito a quien llamaron Martín, pero quiso tanto al ajeno que le puso su propio nombre.

Cuando Martín rondaba los diez años y mientras los tres cantaban alegremente la canción de ''dos palomas'', es testigo del asesinato de su padre, lo que lo deja marcado para siempre.
Su madre contrata a un pistolero para que los enseñe a matar pues en su corazón sólo anida el rencor y la venganza y desea que sean ellos quienes acaben con quien la dejó viuda.

Quien al principio se negaba a cumplir con la odiosa venganza, encuentra después en el acto de matar un placer de locura, pues en su mente sonaba la canción maldita y automáticamente sus dedos jalaban el gatillo de su pistola.

El secreto de la conexión entre la melodía que ronda la mente de Martín y su deseo por matar, lo conocemos gracias a su amante hermafrodita, quien gracias a que el director trazó su escena en negligé con una poderosa luz tras ella, sabemos que tiene algo ''extra''.

Una mujer se cruza en la vida de los hermanos, cuyo destino está trazado desde que su madre lo decidió por ellos, y así como las palomas, después de tanto volar, un día no pudieron regresar... y no porque hubieran encontrado un nuevo nido.