Thursday, October 30, 2014

Kung fu hero (2012)

Cuando Cristophe nos cuenta la historia de Chen-Ping ya va de regreso a casa en el barco de su papi.

Todos sabemos que las cosas no pueden salir bien cuando los secuestradores delegan ese trabajo en terceros, quienes después o quieren toda la recompensa de 10 millones de dólares para ellos solos o les entran los remordimientos.

Al jefe de Chepín le sucedió esto último, y en lugar de entregar al niño a quienes le habían ordenado secuestrarlo, lo deja dentro del canasto de mimbre de los entregos, para que lo encuentre su empleado.

Pero olvidó dejar una nota, y ahora Chepín no sabe que hacer con el chamaco, que está todo moretoneado y casi muerto de hambre. Tampoco se entienden y tendrá que buscar a una traductriz.

Cuando los secuestradores descubren que el Sr Wu-San no trae al niño, primero lo matan antes de que suelte prenda y como Chepín le está llame y llame, pronto localizan su paradero con el GPS. Cuando ambas partes se encuentran, se desata una batalla campal, pero Chepín es experto en artes marciales y huye de nuevo saltando de techo en techo hasta quedar a salvo. El mundo del niño siempre ha sido el de los superhéroes, e insiste en vestir su playerita con el escudo de supermán, así que cuando Che-pín lo lleva enredado en una sábana y trepado en su espalda, en las sombras parece que van volando.

Resulta que este plan del secuestro lo ideó su institutriz con ayuda de su novio y el guardaespaldas del pequeño millonario, porque según ella, ellos no tenían derecho a disfrutar del barco y tantísimo dinero. ¿Y ELLA SI?

Además de las caricaturas y de la película ROCIO DE LA MANCHA, donde Rocío Dúrcal tenía un montón de hermanitos, hace mucho que no veía una escena donde ponchaban las llantas de los autos arrojando tachuelas a la carretera!