Wednesday, October 01, 2014

Chain of fools (2000)

No cabe duda de que cuando alguien se propone destacar sobre los demás e inflar su currículum, agarran cualquier cosa que les pongan enfrente.

Esta es una de esas películas con un montón de personas extrañas en situaciones aún más extrañas. Pero todo eso sumado y puesto en la balanza, no alcanza a llegar a ningún lado.

Lástima de reparto.

Zahn es un peluquero a quien el mismo día le danlas dos noticias, la mala es que su mujer ha firmado los papeles de divorcio pero la buena es que tras atestiguar una conversación accidentalmente, se entera de la existencia de unas moneditas chinas de una de esas dinastías legendarias y que actualmente valen millones de dólares y que podrían caer en su poder.

Desde ahí empieza la procesióm de personajes y la interminabilidad de problemas que ellos traen consigo. Aunque las cosas se enreden nada es divertido y la comedia negra con toques detetivescos no llega a nada. A nadie le creo nada.

La ví porque aquí andaba Zahn con David Cross y Orlando Jones, pero de todas formas me sentí defraudado.