Wednesday, July 02, 2014

La otra familia (2011)

¡Este niño no tiene siete años!

O sólo que sea de Chihuahua, porque está bien grandote y sabe bastante, sobre todo la diferencia entre lo que es ser extranjero y ser mexicano. Y no lo aprendió de su mamá, que por estar en la droga día y noche nunca le ha puesto atención.

Hendrix Montoya Cabrera es un niño de ''siete años'' que después de sobrevivir tres días solo en su casa porque su madre había ''desaparecido'', una vecina se lo entrega a otra mujer, quien a su vez lo entrega a una pareja de amigos suyos para que lo cuiden en lo que ella y su pareja regresan de Houston porque se andan haciendo exámenes para una inseminación, pues ambas desean ser madres. Pero de un hijo propio, no de un grandulón que a saber que mañas tenga.

Más del dramononón que significa traer al niño para allá y para acá, con las vecinas, las amigas o con una mamá que lo pierde cada tercer día, con la pareja homosexual o con la pareja heterosexual, es ver que Chema primero no lo quería y después no quiere ni separarse de él, y que Luisa, quien tampoco lo quería después tampoco quiere que se lo queden ''esas pinches locas''. Locas que después van a dar a la cárcel, que para ellos es como ir a Disneylandia, como diria Lampanelli.

La película, que es como dos episodios de LA ROSA DE GUADALUPE juntos, donde al final el bien triunfa sobre el mal y el que mal anda mal acaba gracias a las plegarias de Doña Carmelita Salinas!!, no tiene demasiado que ver. Quizás lo más sobresaliente sea que si Luis Roberto Guzmán se basó en algunas películas de tema gay para hacer su personaje, Jorge Salinas se basó en Juan Gabriel, en peinado, delineador y todo...

Y Loza, que atiborra sus series con miles de personajes, aquí logra abordar el tema de la homosexualidad, paternidad, matrimonios gay y lésbicos, esterilidad, adopción para parejas del mismo sexo (que es más fácil que la tradicional y si no pregúntenle a Yuri), drogadicción, trata de infantes, fraude, muerte por sobredosis, escenas de desnudos masculinos y femeninos gratuitas, inseminación artificial, viajes a Houston, venganza y traición, fé, esperanza y caridad.

Ah! Y anda aquí el nuevo ajonjolí de todos los moles Luis Gerardo Méndez tratando de quitarle el puesto al ajonjolí viejo, que es Doña Carmelita! 
Por cierto, en qué hospital están los enfermeros en la puerta esperando a que les lleguen a aventar un moribundo en la banqueta para correr con él a la sala de urgencias? Digo, para saber, así si tengo una emergencia en lugar de estar ahí esperando y ser ignorado, podría nomás dejarme caer en la banqueta y que ellos hagan el resto!!