Wednesday, July 23, 2014

Chiara e Francesco (2007)

A mí me pasa lo mismo con los superhéroes que con los santos. Quisiera que cada uno de ellos tuviera una película donde contaran sus inicios y como fue su vida.

Aquí nos cuentan la de San Francisco y Santa Clara de Asís, cuyas vidas se cruzaron cuando ella era apenas una niña y él anheleba formar parte de los caballeros del rey.

Pero las guerras dejaron en él una impresión tan profunda que durante mucho tiempo permaneció retraído, cabizbajo y meditabundo, evitando a las personas y alejándose al bosque, donde pasaba gran tiempo entre los animales.

Con el tiempo empieza a leer la Biblia y lo hace de una forma tan a pecho, que decide empezar una nueva vida a la usanza de las de los apóstoles, sin lujos y con apenas lo necesario para sobrevivir. Así es que junto a algunos jóvenes más que compartían sus ideologías, salieron a predicar por el mundo.
Fundaron su monasterio, y a pesar de la mayoría, un día aceptaron a Clara, quien entregó su vida a Dios el mismo día en que Francisco entregó la suya. O sea, que en la ceremonia, ambos se casaron, pero no entre sí. 

-Sigues mis pasos? -preguntó Francisco un día a Clara, quien caminaba a pocos pasos de él.
-No, yo sigo huellas más profundas.