Tuesday, June 10, 2014

X Men: Days of future past (2014)

Al cine no hay que llegar ni muy temprano ni muy tarde.

Hoy llegamos faltando 15 para las 10am y nos tuvimos que chutar los comerciales de chocolates, desodorantes, mayonesa, series de televisión, refrescos y demás. Y dos veces!! Porque repetían el mismo comercial DOS VECES!

Los cortos fueron TYRANT (del canal FX y se ve muy interesante), KINGSMAN: THE SECRET SERVICE, DAWN OF THE PLANET OF THE APES, JUMP 22, TRANSFORMERS: AGE OF EXTINTION y la que ya habíamos visto de EDGE OF TOMORROW. Sólo KINGSMAN me llamó la atención.

Los mutantes están cayendo como moscas gracias a unos centinelas indestructibles que el gobierno estadounidense adquirió cuando se les hizo creer que los mutantes constituían una amenaza para el país. Para ello fue necesario utilizar el ADN de Mística, por su poder de adaptación y transformación camaleónica.

Será tarea de Magneto y el Profesor X de regresar al pasado gracias a Kitty Pryce y sus poderes de transportación mental. El único problema es que hasta hoy ella sólo ha podido regresar personas por breves períodos de tiempo y a un pasado no muy lejano. Regresar a los años 70s para cualquiera de los dos héroes maduros significaría la muerte, así que deciden enviar a Wolverine, quien en caso de sucederle algo, tiene el poder de la recuperación inmediata.

Y así es que nos transportan a unos años 70s bien cotorros, donde nos enteramos del triángulo amoroso que existió entre el Profesor X, Magneto y Raven, llamada también Mística (cuando estuvo del lado de Magneto). 

Me sentí como en el programa 7 DAYS, pues Wolverine, una vez allá, tendría que verse en aprietos al tratar de convencer a quienes iba a ver, de que en realidad ellos mismos lo habían enviado del futuro y ya así de entrada, eso representaba un problema en potencia.

Muy buena trama de intriga, aventura y acción pero la escena que se lleva la película es cuando Quicksilver, tomado en cámara lenta por lo rápido que es, desvía unas balas mientras escuchamos el tema musical de TIME IN A BOTTLE. Genial! Y no se vayan, pues después de los créditos nos ofrecen un vistazo a algo muy raro donde presenciamos la construcción de una pirámide. Ah! Y no recuerdo haber visto el famoso ''cameo'' del Sr Lee.