Saturday, June 14, 2014

Scooby-Doo! Curse of the Lake Monster (2010)

Carlos Darwin tenía razón (en parte).

En esta historia, donde se centran más en el romance que en el misterio y aún más en la supuesta atracción de Shaggy con Velma, el perro ya anda parado en dos patas y cuando trae ropa ya ni parece perro, pues su parte inferior no es más corta, sino del mismo tamaño que la de nosotros. Entonces eso de la evolución sí era cierto!!

Total, que los cuatro y el perro van a dar al Complejo turístico del lago Erie, propiedad de un tío de Daph (el segundo marido de Marcia en MARRIED WITH CHILDREN).

En esta ocasión, además de las relaciones sentimentales que existen, las que no existen, así como las que quisieran existir pero que no deberían existir nunca, y a diferencia de todo lo demás donde no existían ni fantasmas ni brujas sino que todos eran personas con disfraces, sí hay FANTASMAS DE BRUJAS y hasta SAPOS GIGANTES!!

Fred dice a Shaggy que él no es novio de Daphne. O al menos no oficialmente o como ella quisiera. Por su parte, Daphne dice a Velma que sí es novia de Fred y que lo tiene comiendo de su mano. Shaggy quiere declararse a Velma, pero Scooby está enamorado de él y no permitirá que nadie se lo arrebate (tiene que ser amor porque salen corazoncitos y después por celos les estropea su primer cita romántica).

La bruja desea vengarse de quienes le hicieron daño en el pasado y ha embrujado a los sapos convirtiéndolos en casi casi monstruos de la laguna negra y hasta hechiza a Velma para que sea ella, en su nombre, quien lleve a cabo su venganza ciega.

Hay una referencia a Freddie Prinze Jr y su peluca rubia y a la otra Daphne, la del vestido morado y la bufanda verde y al final hay un número musical muy raro con todos vestidos como hippies. ¿Qué no estaba la serie original ubicada en los sesentas? Ni Marion Ross la salvó...