Wednesday, May 21, 2014

The amazing Spider-man 2: Rise of Electro (2014)

Aunque Supermán siempre ha sido mi superhéroe favorito, a la hora del recreo en la escuela leíamos de todo: Hombre de HIerro, Capitán América, Hombre Araña, etc.

En el tiempo en que en la revistita aparecía Gwen Stacy como interés amoroso de Peter Parker, en la radio Julio Iglesias cantaba la canción de Gwendolyne. ¿Coincidencia?
El caso es que a mí se me quedó ese nombre en la memoria.

En ese tiempo la tía May de Parker se parecía mucho a la señorita Canuta de los Archies. En esta película, Stan Lee ya podría hacer ese papel, porque lo que es Sally Field parece hermana de Peter Parker (la Sra Field padece el síndrome de la chilindrina, el tiempo nomás no pasa por ellas).

Lo bueno del mundo de los superhéroes es que en los más extraños accidentes nadie muere, todos se convierten en heroes o villanos. Electro, por ejemplo, pudo haber muerto al caer donde estaban las anguilas mutantes, pero no, adquirió poderes y se convirtió en villano. Aquí el duende verde no aparece, pues el Sr Osborne tiene una rara enfermedad y es su hijo, quien al tratar de curarse con el veneno de una araña radioactiva como la que le picó a Parker se convierte en el duende. Después aparece Rhino, por tres minutos al final. Ahhh! Porque esa es otra. La película dura más de dos horas y la acción cinco minutos. Presentan al primer villano que después de casi ni salir lo matan, el segundo se presenta sólo para matar a Gwen y al tercero ya nadamás como probadita y hasta el año 2016 si estamos vivos.

En dos cosas me recordó mucho a la telenobodrio PORQUE EL AMOR MANDA, cuando el timbre del teléfono de Parker tiene el tema del Hombre Araña y cuando Max (Electro) nos hace creer que está discutiendo con alguien, cuando en realidad eso es sólo ALGO QUE SE ESTA IMAGINANDO!!!.

No me gustan ese tipo de escenas, que también usan en PARA VOLVER A AMAR y no se donde más, el caso es que esta película ya no me gustó tanto como la primera, que recuerdo me pareció mejor que las de Tobey Maguire.