Friday, May 30, 2014

No se aceptan devoluciones (2013)

Cuando ví los cortos por televisión me parecieron graciosos. Claro, los cortos en ocasiones son de una película completamente diferente a la que uno termina viendo.

A Derbez lo admiro por muchas de las cosas que ha hecho, pero como la mayoría han sido comedias, como que se me dificulta imaginarlo en cosas serias, de esas de drama y dolor.

Esta película no es una montaña rusa de emociones que te lleva del llanto a la carcajada y viceversa, pero es mona. A mí me causó risa en varias ocasiones y me hizo un nudo en la garganta en otras. Valió la pena el esfuerzo y los más de 10 años que dice se pasó buscando patrocinador y recibiendo portazos en las narices.

Y ahora sí, como ya quintuplicó la inversión solamente con la taquilla de EUA, y donó parte de la taquilla mexicana a damnificados por los huracanes que azotaron a México en días pasados, ojalá que siga adelante con su nueva carrera de director de cine, que buena falta hacen en México comedias que nos hagan olvidarnos de las tristezas de la vida diaria.

En esta ocasión Derbez es Valentín Bravo, hijo del famoso clavadista acapulqueño Juan ''Johnny'' Bravo, y a quien le gustan más las mujeres que el trabajo. Así es como un día recibe la visita de una gringuita que le trae a entregar a la que dice es su hija. Como eso no está en sus planes decide devolverla y se la lleva a California para buscarla, pero ya la mamá está en Nueva York. Los agarra la vida a padre e hijo, él empieza a trabajar de doble de cine para pagarle a la niña su escuela y sus juguetes, le escribe cartas cada semana a nombre de su madre para que no la olvide, pero un día ella regresa y ahora sí, quiere llevarse a su hija con ella!
'Ora pa' qué, si ya la muchachita ni la reconoce... total que entre dámela y no te la doy y que porque es mía y siempre no, Valentín pierde la custodia porque se descubren cosas que nadie sabía, ni la propia madre seguramente!
Valentín, viendo la cosa ya muy cerca y como es doble de escenas de acción, se escapa conla chiquilla por una ventana del Hotel y se regresan a Acapulco, pero hasta allá llega la mamá en su busca...