Monday, April 28, 2014

The big wedding (2013)

Otra mala idea de adaptar una comedia francesa a la idiosincrasia estadounidense.
Mejor haberla visto subtitulada...

Algunos de los nombres más importantes del espectáculo se dieron cita para participar en este bodrio que de lo mala que es, no ha reportado ninguna ganancia en taquilla.
Lo que se gastó es lo que se ha recuperado. Punto.

Y no es que la idea no valga la pena, seguramente está mal planteada.
El joven que se casará es adoptado. Sus padres han encontrado a su madre biológica y piensan invitarla a la boda. Sus padres se han separado y su padre ahora vive con otra mujer. Su madre sigue sola. Su hermana se acaba de separar de su marido y está embarazada. Su hermano no ha encontrado a la mujer de su vida.
Ah! Y los padres de su novia tampoco cantan mal las rancheras, el padre tuvo una aventura sexual con quien fuera su madre adoptiva y la madre vive para las cirugías y la pretensión.

Ahora, el meollo del asunto es que la madre biológica del muchacho es muy religiosa. Según ella, el divorcio es pecado mortal (y abandonar hijos para que otra gente los crie no) y para que ella sea feliz durante el tiempo que dure la boda, el muchacho se las ingenia para que todo mundo participe en una farse horrorosa donde el padre se deshace de su nueva pareja para pretender que aún sigue con su mujer original, lo que en lugar de dar pie a situaciones jocosas, es ridículo.

Cuando llega la madre de Colombia (se llama Madonna), la acompaña otra hija suya (a la que sí conservó) y que es bien guila. Luego luego se encuera para bañarse encuerada en el lago y quiere echarse al muchacho soltero, a quien considera su pariente por ser hermanastro de su hermano. Yo digo que no son nada, pero en fin, a mí qué.

La película ni es divertida ni nada. La trama ni tiene sentido ni nada y al final, a pesar de toda la gente que anda allí (incluyendo al actor británico que hace el papel de hispano), falla.
Qué lástima!