Sunday, April 20, 2014

Son of God (2014)

Nada como un domingo de pascua para ver una película que narre la vida de nuestro Señor Jesucristo. Como en los viejos tiempos, en los que Enrique Rambal o Claudio Brooks aparecían cada año para recordarnos el sacrificio del hijo de Dios que dió su vida por nosotros.

La película es emotiva, pero como está editada de una miniserie, no pudieron incluir todo lo que era necesario en las casi tres horas que dura.

Inicia con la creación de la luz y la separación de las aguas y los cielos, vemos a Noé y de ahí pasa a la anunciación, nace Jesús y después de la huída para salvarlo de Herodes regresan cuando tenía 8 años. De ahí brinca a su encuentro con Juan el Bautista, quien es decapitado sin que nadie pida su cabeza en una bandeja de plata.
Se concentra en sus últimos días antes de la crucifixión, sale de la tumba al tercer día y visita a sus discípulos, 40 días después se aparece a Saulo de Tarso y termina en que Juan, exiliado en una isla griega escribe el libro de Revelación.

Nos perdimos de su visita al templo cuando de niño se les perdió, su encuentro con María Magdalena y por lo mismo nadie tiró ninguna piedra, todos sus milagros, lo de Lázaro y la multiplicación de panes y peces, lo del agua y el vino, su caminar sobre el agua...

Seguramente todo eso sí lo vieron en la serie, pero aquí ya no hubo tiempo. Y es donde yo digo, que si ya había durado 2:45 igual y pudo haber durado las 3 horas completas e incluir todo eso aunque fuera en un flashback cuando al morir, su vida haya pasado frente a sus ojos como dicen, no? En fin. Quien no conozca la historia se pudo haber quedado con dudas, pero bueno, que vea la serie.