Tuesday, April 08, 2014

Bad words (2014)

En su debut como director Bateman eligió un tema poco abordado.

Los concursos de deletreo, que en EUA vienen siendo el equivalente de los concursos de ortografía en México. 

Ahora que pasa de los 40, gracias a una cláusula que casi nadie conoce, ha regresado a concursar porque cuando tenía 8 perdió y se sintió tan mal porque defraudó a sus padres, que abandonó los estudios y todo. Para él, el fin justifica a los necios y la revancha será dulce, pues ha tenido todo el tiempo del mundo para entrenar. 

Allí conoce a un niño de 10 años a quien supuestamente sus padres permiten hospedarse solo en un hotel, por conveniencia Guy (Bateman) se junta con él porque como no alcanzó habitación quedándose con el chiquillo aprovecha el mini bar y toda la cosa.

Cuando los padres de los demás niños concursantes lo ven entre sus hijos pegan el grito en el cielo y tratan de deshacerse de él y hasta la directora busca las palabras más difíciles como floccinaucinihilipilification,antidesestablishmenthyranism, immunoelectrophoresis, 
slubberdegullion, y otras similiares, cuando a los demás guercos ni siquiera les dictan viceversa o desoxirribonucleico, todas son uva, asterisco, etc.

Una noche, Guy descubre que los padres del menor le habían instruido hacerse su amigo con el fin de ver cual era su juego y ganarle, lo que los separa y cuando ya solamente quedan ellos dos concursando, ninguno quiere ganar, deletreando todas sus palabras mal.
Lo único que Guy buscaba no era ni la fama ni la gloria, sino un encuentro que para él significaba mucho en su vida. Y sacarse la espinita.