Sunday, March 09, 2014

The following (2013)

El 19 de enero dió inicio la segunda temporada de una serie bastante fuerte y que se recomienda ver en compañía de adultos, pues trata de asesinos en serie y cultos, gracias al acceso a Facebook y Twitter. La serie, que parece de cable de lo buena que es nos mantuvo en suspenso pues no se anunció segunda temporada ni nada, solamente quedó en suspenso.

Cuando supimos nos llenamos de expectación y ahora que la vemos nos damos cuenta de lo interesante que se puso, gracias a un giro en la historia, que ahora tiene que ver con cultos satánicos.

Kevin Bacon es el policía, retirado, que tuvo que ser traído de nuevo a la acción porque él fue quien atrapó al asesino la primera vez y lo condenó a la silla eléctrica.
Pero durante el tiempo que permaneció preso, ese asesino aprovechó que le permitían usar internet sin restricciones, y de ese modo construyó una red de asesinos y seguidores suyos que ahora hacen todo lo que él les indica, inclusive autoinmolarse.
De ese modo y porque ahora el asesino podría ser necesario para ubicar a cada uno de sus seguidores, escapa de la ejecución. Pero Bacon está demasiado preocupado por todo esto y no logra dar con nadie.
Entre los crímenes se entremezclan asuntos personales, pues en una ocasión, el asesino descubrió a Bacon en la cama con su mujer.
Ahora, los mismos seguidores del asesino han secuestrado al hijo de él, para que aprenda a matar sin sentir remordimientos como lo hacía su padre, pues alguien debe continuar la ''tradición''.
Muy interesante, violenta y algo explícita. Algo pocas veces visto en televisión abierta (Fox).