Friday, March 28, 2014

Ted (2012)

Número 18 de 30 que conseguí a través de Akil. 

Aunque nunca he sido fan de AMERICAN DAD ni de FAMILY GUY porque para mí cualquier otra familia disfuncional después los SIMPSONS es copia de copia, Seth MacFarlane me cayó muy bien cuando le dieron la oportunidad de conducir los Oscares y por eso me decidí a ver la película. 

La película es divertida, o sólo que así me haya parecido a mí después de ver THE HANGOVER GAMES. Me reí mucho y me pareció bastante original, dentro de lo trillado que pueda ser una historia donde un niño tiene un oso de peluche que habla y que es su compañero hasta que la muerte los separe.
Porque ese había sido su deseo, y bien dicen, cuidado con lo que deseas...

John Bennet (Wahlberg) había sido un niño muy solitario debido al rechazo de los demás niños de su escuela y su vecindario. Entonces, cuando tenía 8 años le regalaron un oso de peluche y él pidió un deseo al ver una estrella fugaz. Que el oso cobrara vida para que fuera su amigo fiel toda su vida. Y dicho y hecho. Desde el día siguiente y hasta 27 años después, el oso no ha parado de hablar y claro que ahora John es físicamente un hombre, pero la presencia del oso en su vida lo impulsa a actuar inmaduramente.

John tiene novia, que un día se harta del oso y le dice, o él o yo. John la elige a ella y el oso se va a vivir aparte. Total, que como DON JON y su pornografía, no pueden vivir el uno sin el otro y se siguen viendo todos los días, lo que iniciará el acabose de tan idílica relación.

Y así como un milagro hizo que el oso viviera para ser el compañero de John, ahora hará falta otro milagro para que la novia lo acepte y los tres sean felices para siempre.

Además de la trama, hay muchas actuaciones especiales, como el personaje de Patrick Warburton, quien le da duro a la fiesta todas las noches hasta perder el sentido y al día siguiente, cuando amanece todo golpeado no sabe niquien fue ni porqué, hasta que un día lo descubre y se hace novio de Ryan Reynolds, que era quien seguramente lo sodomizaba sin que el otro recordara nada después de hacerlo. Como John y Ted son cinéfilos y además fans de Sam Jones, un día aparece en una fiesta y no pueden perder la oportunidad de pedirle un autógrafo y beberse unas copitas con él. Es más, sale hasta el pato de Aflac!!