Thursday, February 13, 2014

Don Jon (2013)

''¡Le gusta el puto Tivo, pero el fútbol, ni de coña!''

Muy interesante la película donde debuta como director Gordon-Levitt, quien además escribió el guión.

A Jon le gusta la pornografía. Que levante la mano quien no la vea, dice orgulloso. Forma parte de su vida.

La ve mientras se masturba, la prefiere a sostener relaciones sexuales con chicas a quienes conoce en el bar, después se confiesa y cuando recibe su penitencia, la reza en voz alta mientras hace ejercicio.

Y esa es su vida, su pornografía, la iglesia y el gimnasio.

Hasta que un día en el bar conoce a Bárbara (Johansson) y ella le cambia la vida diametralmente, o al menos lo intenta.
A ella le gusta el cine, que la acurruquen en sus brazos, que nunca le mientan y todo eso que exigen las mujeres cuando conocen a un hombre y desean hacer de él ''el hombre perfecto'' (para ellas).
Jon trata de amoldarse a su nueva rutina pero le parece imposible dejar de ver porno.
Cuando una noche ella lo descubre haciéndolo a escondidas, él miente y desde ese momento empieza a verlo en su iPhone.
Bárbara es guapa y cae bien, pero poco a poco deja ver que es controladora, pues no deja que Jon se compre una ''mopa'' porque según ella, disfrutar haciendo el aseo en su casa no es cosa de hombres.
Total, que un día, ella se toma la libertad de registrar la historia del navegador de la laptop y descubre que él ha visitado 42 sitios diferentes de pornografía (después del incidente) y se arma en grande, al grado que se separan.
Donde Jon toma un curso de actualización hay una mujer madura (Moore) que poco a poco inicia una conversación con él y hablando de esto y lo otro terminan entendiéndose mucho más de lo que ambos esperaban.

Una cosa curiosa es la gravedad de los pecados, pues para ''ver porno y hacer sexo sin estar casado'' el sacerdote siempre dice ''reza 10 padres nuestros y 10 aves marías'', cuando Jon confiesa haber dejado de ver porno rebaja la penitencia a 5 de cada uno y después cuando recae se la eleva a 20 PNs y 25 AMs, para volver a los mismos 10 y 10 del principio cuando Jon confiesa haber mentido en confesión. ¡Qué lo folle un pez!