Tuesday, January 14, 2014

Prisoners (2013)

En esta película todos son prisioneros.

Unos de otros, pero esos otros lo son de sus instintos, de su sed de venganza, de sus planes maléficos, de su trabajo, etc.

La película es muy buena, lo que más me mortificó fue cuando uno de los padres de las niñas perdidas, atrapa al muchachito que según él la secuestró y lo tortura.

Porque Jackman es el padre de una de las niñas que la noche de acción de gracias se pierde junto a su amiguita.
Pronto está toda la policía rastreando en busca del culpable y hasta llega un detective quesque nunca ha perdido ningún caso (y sospechosamente en este pueblito se han estado desapareciendo niños durante los últimos 23 años sin que nadie jamás los encuentre. Porqué no había venido antes?). Bueno, el caso es que llega el detective (Gyllenhaal) y pone todo su conocimiento en el caso, pero Jackman, que es un hombre creyente y en la fé de Cristo, al ver que el sospechoso, que es un muchachito algo retrasado, sale libre, se toma la libertad de hacerse justicia por su propia mano cuando lo escucha cantando una canción navideña que según él, ''nadamás su hija cantaba'' con la letra cambiada, por supuesto.
Y yo creo que esa fue una excusa muy débil porque quien no ha escuchado/cantado ''jingle bells'' al estilo de Bart Simpson cambiando la letra del para que diga ''Batman smells''?

Bueno, fuera de alguno que otro detallito que tenemos que pasar por alto en beneficio de la historia, como es eso de que al muchacho nadie lo vigilara, ya fuera por protección o or ver si uno de esos días contactaba a algún cómplice o algo; la película tiene bastante suspenso y angustia. Tanto, que se queda así como en veremos, para que uno saque sus propias conclusiones...