Saturday, January 04, 2014

Gravity (2013)

Esta película me dividió aún más el cerebro.

Mi lado derecho, el de la imaginación, las imágenes, la percepción espacial y lo visual, me ayudó a disfrutar de los efectos y a sentirme parte del vasto universo, silencioso y desolado.
Me hizo creer que yo formaba parte de ese vacío mortal. 

Un logro que se le debe reconocer a Cuarón es el de idear, imaginarse y escribir una obra que se desarrolla en un lugar que no existe para después hacernos sentir como si estuviéramos allí.
Eso es el cine.
Imaginación. Crear cosas de la nada y hacernos parte de ello.

Mi lado izquierdo, el de la lógica, el analítico, me hizo recordar la ley de Murphy, esa que dice que cuando todo tiene que salir mal, sale. Porque la película es el muestrario de todo lo malo que le puede suceder a una mujer que antes de salir al espacio no se fue a bailar a Chalma o por lo menos se hizo ninguna limpia con pirul. 

Porque deveras, hay que levantarse con el pie izquierdo para que les pase esto:

Es la primera misión espacial para Stone (Bullock) y la última para Kowalski (Clooney) quien se retirará.
Salen de su módulo Explorer a reparar el telescopio Hubble y les cae una lluvia de chatarra y pedacería de naves anteriores que se han hecho pedazos y que flotarán para siempre en el espacio. Eso causa que ella se suelte y por un momento casi se pierda en el infinito.
Kowalski, quien trae en su mochila un propulsor es quien la rescata.
Cuando llegan a la nave Explorer se percatan de que ya no sirve y que todos han muerto.
Entonces se les ocurre ir a la Estación Espacial Internacional que les queda como a 100 Km. pero deberá ser antes de una hora y media, y no porque se acabe la película y ellos todavía anden flotando allá, sino porque es lo que tardará la chatarra voladora en regresar y hacerles añicos los cascos y perforarles los trajes. Y allá van flotando...
Una vez en la Estación descubren
a) que está dañada
b) que ya no hay nadie
c) que alguien en su angustia y desesperación por huir echó a perder el paracaídas del único módulo accesible, lo que lo hace inservible para llegar a la tierra.
Peeero, sí podrán usar ese módulo para avanzar más y ver si llegan hasta una Estación China, donde, si hacen changuitos, pueque haya otro módulo con paracaídas que se pueda usar.
En el forcejeo por asirse a lo que sea antes de que sigan flotando por otra hora y media hasta que la misma gravedad los traiga de regreso acá como a la chatarra que nomás anda dando vueltas y vueltas, a Kowalski se lo lleva su propia fuerza de inercia y con él arrastra a Stone, quien ''convenientemente'' quedó atorada de un pie en unos cables. 
Con él ella no puede y con ella ambos morirían, así que Kowalski, en un acto de heroismo suelta la correa de donde está agarrado y se lo lleva lo que sea que haya allá arriba, el caso es que se va flotando.
Stone entra a la Estación y trata de comunicarse con la tierra pero no tiene éxito y entonces, saz! que se empieza a incendiar todo el mugrero! Y ella rápida coge un extinguidor y fshhh, fshhh, trata de apagar las llamas pero estas arden más azules y más fuertes, lo que la obliga a entrar al módulo y huir rumbo a la Estación china, que ojalá y no sea pirata y nada de lo de adentro funcione como en las originales.
Deveras que el tiempo allá en el espacio corre de manera distinta porque justo cuando Stone andaba afuera otra vez desamarrando los cables del paracaídas enredado, sopas! que ya viene la lluvia de chatarra! Deveras ya pasaron los 90 minutos, o hay más chatarra de la que habíamos previsto? A lo mejor hay varias nubes que pasan cada media hora!
Bueno, pues Stone se regresa al módulo y descubre que no tiene energía para nada, ni para avanzar un metro, o como se mida la distancia allá arriba.
Cuando está dispuesta a morir, ha hecho las paces con su hijita (que también está en el cielo con los angelitos) aparece Kowalski, entra con ella y le explica algunas cosas.
Todos sabemos que está delirando, pero nos da gusto volverlo a ver. Dando consejos y se queda sin ellos, porque él pudo haber usado su mochila propulsora para evitar ser ''chupado'' por la gravedad pero no lo hizo.
Cuando Stone recupera la cordura, razona en lo que le ha dicho ''Kowalski'', que el módulo no sabe la diferencia entre aterrizar y despegar, así que finja que aterrizará para que con ese impulso llegue hasta la estación china.
Y allá va, pero el módulo pierde rumbo y Stone, ya con su penúltimo aliento se sale de allí y con el extinguidor de fuego a puros chiflonazos llega hasta le estación y que se la acaba el químico!! Y órale, a agarrarse de lo que sea para no seguir a la deriva y encontrarse con su amigo Kowalski.
Total que ya entra, encuentra el módulo que buscaba, se dirige a la tierra junto con un montón de chatarra porque la estación china TAMBIEN SE DESTRUYE!!!
Y bueno, quien haya diseñado el módulo debió hacerle la escotilla arriba, para que al flotar en el mar no le entrara agua por allí y se hundiera hasta el fondo, pero en fin, de todos los males el menor y Stone se sale del módulo, nada hasta la superficie y sale a la arena. Casi la besa. Y quién no después del horroroso día de trabajo que tuvo? Nomás faltó que la miara un perro!

Moraleja: dejen de andar dejando basura en la atmósfera! Si los satélites dejan de funcionar, así como los enviaron, recójanlos... no contentos con contaminar la tierra, ahora el espacio también es un muladar, ven lo que pasa  por toda esa chatarra?