Friday, December 20, 2013

° Silent movie (1976)

Para que vean lo importante que me pareció la nueva película muda de hace poco, ya ni recuerdo su nombre. Sí, esa que ganó un Oscar por originalidad y no sé qué y que se adjudican tanto EUA como Francia de acuerdo a sus conveniencias.

Bueno, comenté en su momento que a mí no me había parecido la gran cosa, o por lo menos no para el escándalo que se estaba formando acerca de ella. Como con LA LISTA DE SCHINDLER, muchas personas aún creen que blanco y negro es sinónimo de calidad y de algo con clase o importancia porque está hecha así con un propósito cuando ahora se cuenta con el color.

Entonces alguien mencionó esta película de Mel Brooks y dijeron que eran las dos únicas películas mudas en la era del sonido. Yo no la había visto, así que no pude decir nada en ese tiempo, pero ahora ya tengo los pelos de la burra en la mano y se de que color es. 

Junto a esta, la otra, que sigo sin acordarme como se llama y no quiero ir a investigar y regresar a terminar esta entrada nadamás para que vean lo que significó para mí y para mi memoria, es una parodia al cine mudo, porque copiaron música e intertítulos, lo que no le deja mucho margen de ganancia, o mérito.

Esta, quizás porque está hecha en color y su musicalización es contemporánea y hasta incluye un arreglo musical integrado al sonido de la máquina que monitorea los signos vitales en un hospital, pasó desapercibida y no se le ha dado el lugar que le corresponde.

Me pareció divertida, en el estilo del Sr Brooks.

Hoy cumpliría años el comediante Charlie Callas (1927-2011) quien aparece aquí en el papel del ciego al que le cambian su perro guía por otro correlón que lo arrastra a través de un parque.

Su inigualable carrera incluye cine y televisión, y hasta una participación especial en el programa nocturno de Vikki Carr.