Sunday, December 15, 2013

° Cortesana (1948)

Pocas veces trabajaron juntos los hermanos Gustavo y Rubén Rojo. Esta película es una de esas raras ocasiones. Aquí no son hermanos, sino novios de dos primas, Mercedes Barba y Blanca Esthela Pavón. La historia es similar a todas en donde trabajó la Sra. Barba, chica deseosa de ser bailarina lo logra a costa de su propia felicidad... lo que más me gustó fue un número musical a cargo de Toña la negra y Daniel "chino" Herrera que dice así:


De Silverio, Facundo, Carmelo, la luna y la gente me tienen a la negra reflaca
ya no cocina, ni lava, ni plancha, ni limpia la casa, ni atiende a los chicos que barbaridad!
Qué ganas tengo que la luna se canse, Facundo trabaje y a Carmelo le tapen el hoyo que tiene por donde mirar
Porque Silverio, Facundo, Carmelo, la luna, y mi negra me van a matar
Elena, tú no me dejas vivir
Facundo, que yo me voy a morir
Silverio, que yo me voy a morir
La luna, tú no me dejas vivir, tú verás
Silverio no cambio por un trono mi barrera de sol, 
Elena, que yo me voy a morir
Facundo, tu no me dejas vivir
Silverio, que yo me voy a  morir
La luna, que no me dejas vivir

Hay que guapa está la luna con su cara enamorada
Elena... y así hasta el infinito...

Y de esta manera tan festiva le celebramos su cumpleaños al Sr Rubén Rojo (1922-1993), a quien descubrí junto a sus hermanos Gustavo y Pituka en una película cubana de 1938.

Su carrera corrió a la par de la de sus hermanos, pues todos tenían en la sangre el amor por el arte escénico. Felicidades!