Thursday, October 31, 2013

° I was a teenage werewolf (1957)

Michael Landon en su más tierna juventud interpretó al joven lobo en esta comedia cincuentera. Apenas llevaba dos años en la industria cinematográfica, pero ya había participado en 17 series de televisión, un corto y otra película que había sido su debut.


Apenas dos años antes se había estrenado REBELDE SIN CAUSA, y en esta ocasión, el rebelde de Antonio Ríos (Landon), recibía hipnoterapia para controlar sus arranques de ira y rebeldía. Lo que nadie sabía es que ese tratamiento lo aplicaba un científico loco que estaba convencido de que el hombre no podía evolucionar más hacia adelante, sino que debía involucionar, y por lo mismo aplicaba unas inyecciones al chico, sin que nadie lo supiera, para hacerlo víctima de sus experimentos.
Tony, sin sospechar y sin recordar lo sucedido, de repente estaba convertido en lobo y de repente volvía a la normalidad. 
Esta teoría del doctor no tuvo éxito, y las consecuencias las sufrió el inocente muchacho.

Hoy celebraría Michael Landon (1936-1991) un cumpleaños más.

Esta es su primera película, después de haber aparecido en más de 14 series en televisión desde un año antes.

No sé, pero para mí que su popularidad inició con BONANZA, siguió con LA PEQUEÑA CASITA DE LA PRADERA y selló con CAMINO AL CIELO.

Un actor sin duda muy querido por sus admiradores y colegas, que vivió una vida discreta y dedicada a su familia y su trabajo.
Felicidades!