Thursday, October 10, 2013

° Glen or Glenda (1953)

¿Recuerdan a Miguel Bosé como Letal en TACONES LEJANOS?
Bueno, pues eso ya se la había ocurrido más de 50 años antes a Ed Wood cuando se levantó un día y se preguntó, cómo haré para poder vestirme de mujer y que me vea todo mundo sin que piensen que soy raro? Ah! Pues incluiré esa escena en una de mis películas, y diré que está justificada, o mejor aún, haré toda una película dedicada a ello... 


Y así fué como nació la idea de GLEN O GLENDA...
Y fué realmente una excelente propuesta! Imagínense en los años 50s, cuando las amas de casa eran perfectas y vestían delantal sobre su falda de tablones y sus maridos llegaban a casa y los niños siempre estaban bien vestidos y limpios... era una época bellísima, por lo menos en las ilustraciones, comerciales, películas, etc. La vida real es más compleja.
Hay hombres que secretamente usan, o añoran usar prendas femeninas, ya sean interiores o exteriores. No son homosexuales, tienen un fetichismo.
Llegan los sesentas, los setentas y lo que en este tiempo era asombroso o difícil de imaginar, salió a flote! Y entonces la moda y los estilos dieron un vuelco para que lo que era masculino pareciera femenino y viceversa! nació el unisex...
La culpa no es de Glen, Glenda o de Christine Jorgensen, es de la falta de respeto hacia los demás, que lo aceptemos o no nunca van ni a ser ni a pensar igual que nosotros! O como dice el dicho, todos somos únicos.
Esta película está dentro de la lista de las peores y créanme, yo he visto peores, CHANOCS después de la original, BRUJAS HERMELINDAS, NEGRAS TOMASAS, y una larga lista de etcéteras. esta no es la octava maravilla pero cuenta una historia interesante...

Otro cumpleaños más habría celebrado hoy el director Ed Wood (1924-1978), notable por sus películas de bajo presupuesto. Creador de la considerada peor película del mundo durante muchos años hasta que aparecieron las de Pedrito Fernández y otras, PLAN 9 FROM OUTER SPACE, el Sr Wood sin dinero se las ingeniaba para hacer lo que más le apasionaba: cine.
Y sus películas no son chafas porque engañan al público haciéndolo creer que son algo que al final no es, son baratas, pero no ventajosas. Desde que hizo la primera y le imprimió su sello la gente ya sabía a lo que iba. Nadie jalaba a nadie al cine a fuerzas a gastar un dólar o lo que costara en ese tiempo. Wood quería hacer el cine que él quería y como nadie lo apoyaba él lo hacía a como diera lugar, con cosas prestadas o robadas, o aprovechándose de sus amistades. Eso, a pesar de las críticas y de la negativa de la prensa, es tener muy grandes los... deseos de realizar el sueño con que cada uno de nosotros nace. Felicidades donde sea que esté.