Saturday, September 22, 2012

Antiviral (2012)

En este futuro, según la historia fruto de la imaginación de Brandon Cronenberg (hijo del famoso director), hay personas que idolatran tanto a las celebridades, que se inoculan sus virus para sentir y padecer sus mismas enfermedades.

Qué padre! Ya me imagino yo con el Herpes de Pamela Anderson, el Papiloma de Yuri o el VIH de Magic Johnson. En fin, que la gente está tan loca que no dudo que un día llegue a ser cierto!
Bueno, y en esta historia resulta que Syd trabaja en la compañía que los comercializa legalmente, y por lo mismo tiene un dispositivo que rompe el candado que bloquea la clonación de los mismos y se inocula para distribuirlos en el mercado negro pues se venden hasta por las calles. Como se han degradado bastante, se teme que estén provocando muertes.

Syd, quien se inyectó a sí mismo, empieza a preocuparse cuando una actriz muere y nadie sabe como evitar llegar hasta ahí. Lo bueno es que ahora sus virus tienen una demanda excesiva y al parecer Syd es el único que aún lo tiene sin que nadie sospeche y es cuando podría hacer su agosto.

Tan inmaculadamente nítida que casi huele a alcohol, visualmente bella y esterilizada.
Interesante además.