Sunday, September 29, 2013

° 4 for Texas (1963)

Esta película, que conseguí únicamente por admirar la belleza ''juvenil'' de Anita Ekberg y Ursula Andress, me resultó bastante divertida y original, aunque a decir verdad, la Sra Ekberg debe haber estado bajo algún tratamiento de cortisona, porque andaba algo pasadita de peso, digamos que ni los escotes mostrando sus enormes globos de agua cuando corría, distrajeron a nadie de su ''robustez''...
Y sé que esto suena poco poético, pero si las actrices europeas asistieron a un casting donde tuvieron que desnudarse, aunque la película no lo requería, por el motivo que haya sido, no les da mucho margen de seriedad. Seguramente ambas audiciones tuvieron lugar en dos ciudades diferentes, porque si yo soy Anita Ekberg, y veo a Ursula, les digo, no salgo! si no la cambian por Shelley Winters yo no salgo! Aceptar ese papel fué muy desventajoso para ella.
En la primera escena en que vemos a la Sra Ekberg aparece completamente vestida, a la usanza del viejo oeste, como madame atendiendo a cada suspiro de Frank Sinatra, apoyada por un séquito de asistentas que aprovechan cualquier pretexto para empinarse y que se les vea e calzón y que a todo dicen ''oui''.
Andress, indómita y rifle en mano, aparece con una falda larga pero abierta de ambas piernas para que se le vean y más tarde en un vaporoso camisón parada frente a una luz que aunque en silueta, deja muy poco a la imaginación nuestra, porque lo que es Dean Martin, ni le presta atención!
Sabrá Dios qué escenas quedarían en el piso de edición tras la censura, porque la verdad es que las actrices, tanto la suiza como la sueca venían dispuestas a todo!


AHH! Y por estar en el chisme se me andaba olvidando que también sale Charles Bronson y casi al final y por dos minutos LOS TRES CHIFLADOS... O sea que por donde se le vea, la película no cumple lo que promete!

Hoy cumple 82 años la belleza sueca y como aún no se me hace ver LA DULCE VIDA no tuve más remedio que comentar esta, donde no sale muy bien librada que digamos.

La verdad es que con o sin libritas de más era muy guapa (ojalá lo siga siendo) y hoy le dedicamos esta entrada para celebrarle su carrera artística! Felicidades!