Saturday, August 24, 2013

° Invasión (1969)

En el país ficticio de Aquílea, Don Porfirio encabeza el frente contra la invasión... nunca nos dicen quienes o porqué invadirán, pero ellos se preparan a contraatacar.

El único problema es que tanto él como sus compañeros idealistas, son viejos y ya no les queda mucha vida o ganas para luchar durante el tiempo que haga falta. Pueden empezar, pero quién terminará?

Esta es una película extraña (que en su día fracasó pero se ha ido recuperando), con fotografía de Ricardo Aronovich y música de Edgardo Cantón cuya única versión disponible (la vi en YouTube) es la restaurada porque después de más de 40 años dando traspiés por aquí y por allí ha ido perdiendo pietaje y dura 2 horas.

A mí me pareció extraño escuchar ruidos de animales que no salían a cuadro y que no se justificaban, como el graznar de un pato y otros quejidos como de monstruos extraterrestres, pero lo que más me fastidió fue escuchar el ruido de los zapatos de todo mundo, cuyo taconeo se escuchaba más que los diálogos. Me refiero a que los diálogos /de Jorge Luis Borges y Adolfo B. Casares) eran escasos pero el zapateado estaba que daba gusto!
En cierta escena en un bar, interpretan la Milonga de Manuel Flores, escrita por el mismo Borges en colaboración con Aníbal Troilo. La guitarra es de Ubaldo de Lío.

Para los otros la fiebre y el sudor de la agonía,
Y para mí cuatro balas cuando esté clareando el día.
Manuel Flores va a morir, eso es moneda corriente,
Morir es una costumbre que sabe tener la gente.

Mañana vendrá la bala y con la bala el olvido,
Lo dijo el sabio Merlín, morir es haber nacido.
Y sin embargo me cuesta decirle adiós a la vida,
esa cosa tan de siempre, tan dulce y tan conocida.

Miro en el alba mi mano, miro en mi mano las venas,
Con extrañeza las miro como si fueran ajenas.
Cuantas cosas estos ojos en su camino habrán visto,
Quien sabe lo que verán después que me juzgue Cristo.

Hoy cumpliría años el célebre escritor Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo, conocido sencillamente como Jorge Luis Borges (1899-1986) quien no solamente se inspiró en hacer poemas y reflexiones, sino que escribió guiones originales para cine y colaboró en otros con algunas personas.
Su obra habla por él y es un tesoro preciado.