Sunday, July 07, 2013

° Vuelo 971 (1953)

Así como al nopal lo van a ver nomás cuando tiene tunas, aquí se acuerdan de Dios sólo cuando lo necesitan...

En una época en que un vuelo entre España y México duraba 28 horas y los niños podían jugar a la pelota en todo el avión, se reúnen un piloto desahuciado, una mujer enferma del corazón, un hijo avaricioso, una ex-bailarina a punto de dar a luz un hijo ilegítimo que planea regalar, su asistente, una enfermera, un médico, un sacerdote, un periodista sin escrúpulos, su jefe, la hija de un político, dos ancianitos, el gordo, un matrimonio desavenido, un matrimonio con niños, millonario y sus asistentes, una condesa, una creyente y un ateo y así cada quien con un detallito, es más, hasta un ángel viaja con ellos!

Sí, el angel Rafael es el pasajero número 17, con apellido de Azarías! 
Y es que durante el vuelo hay tormenta, el avión debe subir a más de 3 mil metros pero eso mataría a la mujer enferma, un rayo daña una de las alas y es cuando todo mundo empieza a correr como gallina sin cabeza arrepintiéndose de todo y pidiendo perdón, para qué? Si eran tan sabrosos sigan así, al fin ya muertos a quien le sirve el arrepentimiento? Después pasa como con las aceitunas, ni se mueren y ya todos quedaron en ridículo destruyendo papeles y evidencias! La bailarina se queda con su hijo, el ateo cree en Dios, el reportero jura ya no dañar la vida privada de nadie, el marido (Otto Sirgo) se reconcilia con su mujer!

Por cierto, hoy cumpliría años el Sr Otto Sirgo, padre del actor mexicano del mismo nombre y cuyas filmografías están todas revueltas y no se sabe ni quien hizo qué. No hay nadie a quien culpar, podría ser que Sirgo Jr. no especificó quien era, o quien curó sus filmografías no tuvo la precaución de investigar... en fin, más se perdió en la guerra!

También cumpliría años hoy el compositor Gustav Mahler (1860-1911) cuya música ha sido parte de infinidad de partituras cinematográficas. Felicidades!