Monday, May 27, 2013

° Dos mundos y un amor (1954)

La belleza de Irasema Dilián no era una belleza extraña como la de Katy Jurado, era más bien discreta, tirándole a imperceptible... Yo la recuerdo mucho en "Pablo y Carolina" y algunas otras comedias. Siempre que veo a alguien rubio y de cabello cortito digo que debe ser hijo de Irasema Dilián. 
Aquí Don Pedro debe haber estado bajo tratamiento de cortisona porque se ve abotagado, digo, para ser mediados de los 50s, aun debía conservar algo de la guapeza que lo caracterizó en "La guerra de los pasteles", "Distinto amanecer", etc. Pero donde sí era ya una caricatura de sí mismo fue en una donde sale de pirata en una isla con un chamaquito y trae su perico y todo...
En fin, en esta ocasión, la famosa pianista se enamora del tardío estudiante de arquitectura y juntos sobrellevan una serie de eventos derivados del medio de donde ambos provienen, de ahí el titulo, cada uno pertenece a un mundo ajeno al del otro, y se compaginan. Se conocen un día de muertos cuando ella se desbalaga y va a dar a un cementerio y coloca flores en una tumba vacía, que resulta ser la de la madre de él. De ahí él la lleva a comerse una calaverita de azúcar con sus nombres, Silvia y Ricardo.

Ella renuncia a su carrera para casarse con él y lo ayuda a combatir sus temores e inseguridades.

Durante un viaje de sus padres por Brasil, nació Eva Irasema Warschalowska (1924-1996), conocida por su carrera artística como Irasema Dillián, quien después de algunas películas rodadas en el extranjero, reside un tiempo en México y en 7 años logra filmar casi 20 películas, hasta que se retira en 1958.

La Sra Dillián, quien el día de hoy habría cumplido años, tiene una hija también actriz, llamada Coralla Maiuri.