Wednesday, April 11, 2012

The hobbit: an unexpected journey (2012)

Nunca he leído los libros de JRR Tolkien, pero desde que ví la trilogía del SEÑOR DE LOS ANILLOS, confío en la interpretación que Jackson y su equipo han transferido de ellos a la pantalla grande.
Y aunque esta primera parte de la nueva trilogía/precuela dure casi 3 horas, se pasan volando por la fantasía de sus personajes y sus escenarios, aventuras y demás...

Aquí nos llevan 60 años antes de lo ocurrido hace 10, cuando conocemos al tío de Frodo, Bilbo, quien vivía una pacífica vida de comodidad hasta que se le presenta el Mago Gandolfo y lo invita a ayudarles a él y a los enanos a recuperar la tierra que les ha invadido un dragón.
Para esto, la presencia de Bilbo es indispensable, pues su olor es diferente y por lo mismo indetectable por algunos de los enemigos de los enanos.

Durante esta aventura extraordinaria, primero son atrapados por unos Trolls que quieren comérselos, pero el Mago los convierte en piedra. Después son perseguidos por unos Orcos en unos perros rabiosos gigantes y son ayudados por unos Duendes mientras ellos escapan a través de una fisura en la roca. Después de leer el mapa advierten que en la montaña donde vivían los enanos y ahora está el dragón, hay una puerta secreta.
Los enanos van a dar a donde están los Gnomos y ahí se les pierde Bilbo, que va a dar donde Gollum y toma su anillo. Regresa con los demás solamente para ser atacados de nuevo por los Orcos, quienes los acorralan en un precipicio, de donde son rescatados por unas Aguilas.