Sunday, December 23, 2012

The wig (2005)

De esta peluca lo que daba miedo no era que hubiera costado casi 8,000 dólares como la que usó Li Bingbing en RESIDENT EVIL RETRIBUTION, sino que era de cabello maldito.

Y la hermana muda se la compró a su hermana que tenía cáncer y había perdido el cabello por los tratamientos de quimioterapia, sin saber que estaba llevando a casa una horrible maldición.
Sí, la hermanita ahora con pelo que peinar se sentía divina, con ánimos de salir a pasear y que le diera el sol,  pero pronto toda esa confianza en sí misma se fué conviertiendo en egoísmo y maldad, al grado que la peluca empezó a acabar con quienes ella tenía problemas.
Y después regresaba, como el tío Cosa, de nuevo a casa!