Sunday, September 02, 2012

Dark shadows (2012)

La película (capricho de Depp concedido gracias a su amigo el director y a quien le vendió los derechos de la serie) divide por igual a los fans de la telenovela de los 60s y a los fans de Burton/Depp, porque si bien posee el estilo Burton (mimo gótico y decorados fantasiosos) carece de elementos narrativos que la conduzcan a su objetivo.

Con cada película de Burton siento como si ya no pudiera salir de lo mismo. Los mismos monos de cara blanca y ojeras, casi siempre interpretados por Johnny Depp, Bonham-Carter de relleno haciendo cualquier cosa, sean animaciones o acción en vivo, es lo mismo, como si estuviéramos viendo la versión con actores de EL CADAVER DE LA NOVIA.
La trama, imposible de concentrar en dos horas, es totalmente diferente a la novela original, donde la protagonista era Vicky y aquí casi ni sale, el vampiro renegaba de su condición, Angelique la bruja odiaba no poder ser suya y se moría de celos, Barnabás tras su regreso pasaba cada instante de su vida tratando de reconquistar a la que creía su amada (Vicky era la encarnación de Josette), el niño ya no ve a la niña fantasma, la mamá del niño no regresa del más allá a tratar de llevárselo, etc.

Aquí, Barnabás se la pasa viendo como han cambiado las cosas en 200 años (o 196 para ser exactos), Angelique tratando de vender más atun enlatado que ellos, no hay hombres lobo, Vicky no regresa al pasado y por esa causa Angelique es transferida al presente, etc.
Muchas cosas diferentes que no ayudan para nada a establecer una trama concisa o coherente. Ya no vemos al vampiro sufrir por una vida eterna condenado a las sombras, y aún si hacemos a un lado las mimerías de Depp y el aspecto visual no queda mucho que disfrutar.
La distancia entre Burton y yo es cada vez más grande, desearía verlo hacer algún día algo original, y sin estas caras blancas ojerosas que me están cansando...