Thursday, August 30, 2012

> Día internacional del Blog

El ''blog'' palabra compuesta por ''web'' y ''log'' significa escribir una especie de diario o bitácora para internet. De web log, cambió a ''we blog'' y así se quedó.

Hace aproximadamente 10 años inicié este blog por la necesidad de documentar, porque sentí como que ya se me estaban olvidando ciertas cosas, las películas que había visto.
Empecé a escribir sin incluir imágenes, calificaba con estrellas, y me concretaba a decir una o dos cosas triviales de la película. Después decidí escanear algunas de mis revistas SOMOS, y me extendí, más tarde añadí portadas de revistas antiguas, y como en una revista venían biografías sin imágenes, extendí las áreas de estrellas y de grandes del cine mexicano con más imágenes, abrí un espacio para personal técnico y por último, añadí la sección de ''otros rostros'' donde he estado organizando fotogramas de actores de apoyo a manera de homenaje a las carreras de toda esa gente que uno siempre ve pero que de repente no recordamos cómo se llaman...


El resto de las entradas enumera las películas que he visto, algunas forman parte de mi colección (mis favoritas, las que veo cada vez que se me antojan) y otras solamente las veo por televisión para poder comentar acerca de ellas o como investigación.
Este blog, no sólo me ha traído muchos momentos de alegría (cuando reviso, reetiqueto o sencillamente, releo mis tonterías, en más de las ocasiones me río a carcajadas de las ocurrencias que pasaron por mi mente en el momento en que elaboré la entrada), sino que a través de él he hecho nuevas amistades que cuando pueden, colaboran con información y asesoría. 
Agradezco las visitas, los seguidores, y quienes estemos de acuerdo o no, comparten conmigo su opinión. Ojalá que además de los comentarios acerca de las películas, que al final constituyen únicamente mi opinión y no tienen más validez que para mí mismo, este espacio sirva para conocer más de las estrellas mexicanas que nos son familiares y mucho más de las que trataban de escapar de nuestra memoria...