Thursday, May 10, 2012

Crónica de un desayuno en el país de no pasa nada (4000)

Festejemos nuestra entrada número 4000 con un desayuno.
Elegí dos películas mexicanas del año 2000 para sumarlas y dar con el número que necesitaba.


Primero, CRONICA es una película difícil. Quienes la han visto están divididos pues a la mitad les gustó y la otra mitad la odian. Yo no sé si sea buena o mala, porque eso depende mucho de quien la ve, porqué y qué fué lo que le movió por dentro, pero además de contar con un reparto de primera (y mi favorito de los Bichires, Bruno), me hizo sentir parte de la familia. Estuve esperando mi desayuno...


Y sí, parece que no pasa nada, que es un día como cualquier otro, una mañana a la mesa, y sin embargo pasa todo... quien no la haya visto, véala y no haga caso de nadie que le diga que es una joya inapreciada o una basura sobrevalorada, nadie, en el fondo tiene razón, sólo Ud.


Me resistí a ver EN EL PAIS DE NO PASA NADA hasta que un día no pude más y me abandoné a ella. 
La sátira, llamada así porque aunque en el país PASE DE TODO, nadie sabe, nadie supo y nadie ni comunica ni averigua. Al final, todos sabemos lo que pasa, aunque nos juren lo contrario...


Y dentro de ese pedacito de realidad mexicana, podemos ver a un empresario corrupto y a su mujer, nerviosa y desajustada a causa de su marido. A sus empleados, a su amante, a quienes lo secuestan dándole a la película su otra mitad de enredos y todo... donde al final, como siempre, nos dicen, aquí no ha pasado nada...


Lo de la catafixia estuvo muy divertido...


Y aprovechando el viaje, comunico que hemos llegado a 500 en la sección de Rostros Olvidados del cine mexicano, lo cual es otro motivo para celebración...