Monday, September 10, 2012

> Mishima: una vida en cuatro capítulos (1985)

Septiembre 10. Día mundial de la prevención del suicidio. No se como funcione esto en Japón, donde es tradición por cuestiones de honor, cometerlo para conservar la dignidad aunque sea después de muerto.

El día que Pepe Armas llegó a casa con esta película, fué día de fiesta nacional.
Tiempo atrás, cuando no había computadoras que nos distrajeran del preciado hábito de la lectura, Gilberto Trejo me regaló el libro CONFESIONES DE UNA MASCARA, de Yukio Mishima, y como ya nos habíamos pasado entre todos una biografía suya de los 70s, esto ameritaba función familiar. Rápidamente convocamos al mundo entero y al día siguiente disfrutábamos de la cinta. 
Yo, impaciente como siempre, le eché un ojito desde que me dejaron solo, así que la disfruté más en la segunda función.


La película, dividida en 4 partes, cada una haciendo referencia a una de sus novelas, intercalaba situaciones reales vividas por el escritor japonés, tanto de su infancia como de su último día de vida, que termina con su suicidio.
Allí fué donde vimos a los amantes que se suicidaban tras un pacto, algo visto en MATADOR, y escuchamos a Silvia Pinal cantando ''Me lo dijo Adela'' en la televisión.