Wednesday, February 22, 2012

> Miércoles de ceniza (1958)

Hoy es miércoles de ceniza!


Siempre que veo por primera vez (completa, porque de repente me doy cuenta de que he visto mucho pedacero) una película de María Félix, espero que me guste y que no me fastidie con el sonsonete de su forma de hablar. Y bueno, que se le va a hacer, así hablaba ella, dentro y fuera de la pantalla...


En Safo enseñó chicharrón, y aquí, nomás tostón. Al sacarla del agua el pelado que después la viola, sale toda remojada y con la blusa transparente (no traía brasier) pero con las pestañotas y el maquillaje a todo lo que da! Ya había rimel a prueba de agua en aquel tiempo?
Y bueno, quien no iba a querer aprovecharse de ella con toda esa sensualidad húmeda... amén del maquillaje impecable y los labios entreabiertos? Total que ese hombre que le robó la pureza era sacristán, ella desde allí odia todo lo que huela a incienso y les huye a los crucifijos como vampiro.
Como tiene poder, lo usa para despreciar a la Iglesia y repudiar todo lo relacionado con ella. Hasta que conoce a Arturo de Córdova (sin saber que él es sacerdote) y para hacerlo que se fije en ella se pone un vestido brilloso, y bla, bla, bla
Me apresuro porque tengo que decir que lo que más me gustó fué el duelo que sostiene con María Teresa Rivas, cuando, después de cantarle el precio hasta la corre de su casa!