Friday, February 10, 2012

Comerciales del super tazón XLVI (2012)

Aunque para mí es lo mismo ver el super tazón que los Oscares porque lo que me interesa son los comerciales, también me emociono... y no por el futbol o por las películas nominadas, pues no confío en las votaciones (de hecho, lo único que me llama la atención es la parodia con que inicia y que este año estará a cargo de Billy Crystal después de siglos de no animar una entrega, y cuando pasan el video de quienes ya no estan en este plano porque se nos adelantaron), sino porque siento o me imagino lo que sienten quienes están allí, quienes juegan y quienes los van a ver.
Hace muchos años, en alguna ocasión pasamos SanJuana y yo por el estadio del Tec, donde había filas enormes para comprar boletos para uno de esos juegos clásicos entre Tigres y Rayados y sin poder explicar lo que sentí, se me salieron las de cocodrilo nomás de imaginarme a esas mismas personas horas más tarde disfrutando del juego... me emociono, es algo que no puedo explicar. Igual ahora cuando en la pantalla mostraron a los soldados americanos estacionados en Medio Oriente viendo el partido... 


En esta ocasión como en otras quise ver los comerciales por los que se habían pagado millones de dólares por algunos segundos de tiempo aire porque supuestamente se producen especialmente para este evento y son de lo mejor. Bueno, algunos me parecieron muy creativos y otros un desperdicio de tiempo y dinero, pero cada quién su dinero y en lo que lo invierte. El juego en sí entre Patriotas y Gigantes me pareció que transcurrió rápido. Me sorprendí que terminara aún antes de lo previsto. El espectáculo de Madonna fue impresionante pero deslucido porque aunque se hayan invertido millones y ella haya ganado millones, sentí como que sólo hizo acto de presencia con su playback y dejó la tarea mayor a los demás. Apareció con unos cuernos como los que usó Cher hace 40 años jalada por un ejército de gladiadores y después se rodeó de personas que o brincaban en la cuerda floja, bailaban tocaban los tambores como las bandas estudiantiles y después hizo un número de porristas. Sin duda bastante impresionante, pero como que yo esperaba más de ella y no sólo que anduviera allí perdida entre la multitud...


Mis comerciales favoritos fueron:
Audi - vampiros se hacen polvo a la luz de sus faros.
Hyundai - el auto y el cheeta que regresa a perseguir al de la jaula
M&M - Soy sexy y lo sabes (no estoy desnuda, mi cobertura es color café)...
Chevy - Camionetas que aguantan al apocalipsis maya
KIA - el mago de los sueños se tropieza
Geico - el tipo rodeado de adolescentes que lo critican
Hyundai - siempre se pueden hacer mejor las cosas, cuando se hace un esfuerzo.
Pepsi - Pepsi para todos! y Pepsi zero para alguien de la empresa rival
Chevy - el equívoco del camaro amarillo
VW - Bar de las Galaxias
Fiat - sexy italiana inolvidable
Jack in the box- el tipo que se casa con la hamburguesa
Todos los de coca-cola y sus osos polares
y siguiendo la tradición, Careerbuilder.com y sus chimpancés
Y el peor:
El comercial de Pizza Hut con un rapero en fondo rojo.