Tuesday, February 21, 2012

> Arrival (1996) y Arrival II (1998)

Como la fecha de la celebración de la astronomía se rige por la luna, cambia, celebrémosla hoy


Y llegaron más marcianos...
Charlie Sheen es un astrónomo que se la pasaba día y noche pegado a un radio para ver si escuchaba sonidos interplanetarios y así establecer comunicación con extraterrestres. Su relación marital estaba bastante deteriorada pero vale la pena porque por fin un día logra grabar en un mini-caset de audio los sonidos y se los lleva a su jefe (Ron Silver). Hay un pequeñísimo problema. Los marcianos ya habían llegado y discretamente habían empezado a reemplazar a los seres humanos, tomando su forma original con piernas de pollo (con las rodillas atrás) a voluntad.
Por supuesto que el jefe no le entrega la cinta a nadie y muy al contrario, lo despide para borrar toda evidencia del "hallazgo", bloquándole acceso a otras fuentes de trabajo. Como a Sheen le podrán callar la boca, pero no el cerebro, se las ingenia para instalar su propio satélite y establecer su propia comunicación, ojalá que esta vez no le vaya a entregar la cinta a nadie, jaja
La película está bastante decente para ser clase "B" y tiene muy buenos efectos, sobre todo el del enorme disco satelital del final...
La secuela trata de un hermano de Sheen (porque de éste sólo se escucha decir que ya está muerto), quien toma su lugar en la investigación alienígena y junto con una reportera, llegan bastante lejos, desafortunadamente, los extraterrestres se salen con la suya, aunque sólo sea temporalmente...