Saturday, January 03, 2004

Los bandidos de Río frío (1956)

Luis Aguilar es Juan Robreño. Le debe todo al conde español (Linares Rivas) dueño de la hacienda que tiene en Jalisco y en este último viaje suyo con su hija Mariana (Macedo), Juan le pide su mano.
El conde, que es de sangre azul y además un sádico y asesino, por supuesto que se la niega, pero ya es demasiado tarde porque Marianita ya le dió su prueba de amor a Juan y cuando el padre se la lleva a España para que se olvide de él, ya ella hasta dió a luz a un bebé que Juan entregó a una tía de él porque su cargo en el ejército le impedía criarlo.
Pasa el tiempo y la tía muere, dejando al niño con unas amistades, quienes lo pierden y por obra y gracia del destino va a dar con una familia que lo adopta y lo nombra Marcos. Cuando ese niño crece es llevado a aprender carpintería y con el tiempo también se convierte en militar. Para esto, Juan ha desertado y ahora es un bandido que roba al rico para darle al que no tiene, y en una de esas vueltas de la vida, al ser atrapado y a punto de ser ejecutado, es cuando descubre que su hijo es quien debe dar la orden, pues ambos traen una medallita cuyas mitades embonan.
La parte divertida es cuando Juan pide a Hilario (Mantequilla) que le presente a sus amigos y el dice, este es José ''el largo'', José ''la tuza'', José José, José ''el tuerto'' y este no es José, le decimos Josefina porque tiene muy malas mañas...

Errores en la portada:
Luis Aguilar no utiliza ese look en la película, nunca trae así la barba. Y eso de ''corozán'' no sé en que idioma esté.