Thursday, February 09, 2012

> Casa del ogro y casa de vecindad

Día de la vivienda mexicana!

En LA CASA DEL OGRO y su remake, CASA DE VECINDAD la trama es la misma: Una vecindad, un grupo de inquilinos dispares por demás y cuyas vidas se entrelazan entre sí aún en contra de su propia voluntad. Se llama la casa del ogro porque en esa vecindad, bajo el cuidado de Doña Emma Roldan, en uno de los apartamentos, vive un viejo solterón y amanerado tipo Pedrito Sola, al que apodan el ogro; entre los demás inquilinos están el padre desempleado viudo y sus hijitos, la ancianita con su hijo enfermo, el doctor, la coqueta, el ladrón, (buena en cuadro grande!) las solteronas chismosas, el padre posesivo, la hija sumisa, la amante, y demás estereotipos que puedan caber en un guión. Lo curioso es que esta debe ser la única película de esa época en donde un personaje afeminado da título a la película y sale en toda ella, porque fuera de eso, personajes de ese tipo aparecían breves segundos y eran de relleno o como burla. Bueno, lo curioso realmente no es eso, sino que en 1951 desapareció su personaje en la nueva versión. Acá estaba de nuevo la hija sumisa (ahora sin hermana), su padre, Lupe Carriles estaba ahora a cargo de la vecindad, y los estelares corrían a cargo de Meche Barba y David Silva, aunque ellos forman parte de la comparsa, seguramente sus nombres arrastraban gente. La película es muy graciosa, más lo es la original, pero ambas tienen lo suyo con censura y todo... Y el ogro? Bien, gracias, comiéndose sus chilindrinas!


El cine en México ha pasado por muchas altas y bajas, más altas que bajas, pero nosotros insistimos en recordar sólo lo malo actual y lo malo de la época de Zayas/Caballo Rojas, y cuando se habla de la época de oro, creemos que de ahí sólo son las películas de Pedro Infante.
A partir de 1896, en México ha habido cine. Mudo, sonoro, bueno, regular, excelente, de todo.

Poco se habla de los cortometrajes documentales del principio, menos del cine de los 20s (cuando a finales empieza a ser comercial y rentable), 30s y 40s. Después llega la época de oro, más tarde la del rock y el romanticismo, por ahí hubo un breve lapso con cine intelectual, cuando se convocó a todo mundo a participar en él (Los bienamados, Amor amor amor), después llegó el cine audaz, con propuestas no sólo eróticas, sino importantes (La choca, canoa, la india)... que murió cuando se les pasó la mano y se convirtió en el cine de ficheras, cuando la gente se dió cuenta de que estaba siendo tomada del pelo, llegó el "nuevo cine"(Serpientes y escaleras, Tom Mix) pero aún es hora de que el cine nomás no dé una. Y del los "actores" y "actrices" mejor ni hablamos, porque como en el país de los ciegos, el tuerto es rey, nomás hagan cuentas...