Friday, December 23, 2011

The wonderful wizard of Oz -the true story (2011)

L. Frank Baum fué como JK Rowling de principios de siglo pasado. 
Su curiosidad e ingenio para los cuentos hicieron que su padre le comprara una pequeña máquina impresora siendo aún muy joven. Ahí publicaba breves notas en formato de periódico, que intercambiaba con otras personas que hacían lo mismo.
Escribió también guiones para teatro, y hasta montaba sus propias obras. Vendió lubricantes para motores y fué aficionado a la fotografía.
Cuando llegó a vivir a Dakota, estableció una tienda, y perteneció al equipo de baseball. Llegaron tiempos malos de sequía y depresión y la tienda cerró, por lo que se dedicó a escribir editoriales en un periódico. Ahí escribió, asombrado, durante varias semanas, acerca de un tornado que levantó una casa y la depositó en otro lugar a dos millas de donde estaba, lo que dió inicio a la idea del cuento de Dorothy y la tierra de Oz. 
Cuando vivió en Chicago, al ver el esplendor de la gran ciudad, se inspiró para su ciudad esmeralda. Ahí trabajó diseñando aparadores, pero cuando llegó el cinematógrafo, y ante la maravilla que éste representaba, decidió iniciar su carrera de escritor. Al principio escribió libros de poemas y cuentos inspirados en viejas leyendas. Tras el éxito de FATHER GOOSE, escribió un cuento original que solía contar a sus niños antes de dormir: EL MARAVILLOSO MAGO DE OZ. Lo único que omitió en su cuento, fueron figuras de brujas, ogros o duendes, pues a como a él mismo le inspiraban miedo de niño, pensó que un cuento infantil no debería tenerlos. Su libro fué ilustrado, se le puso color y fué otro éxito rotundo. A ese, siguieron muchos libros más en torno a Oz...
Con el tiempo, él mismo empezaría a montar sus propias obras, basadas en sus cuentos. En 1908 las narró acompañado por el elenco caracterizado, dando al auditorio la ilusión de haber viajado a la tierra del mago y finalmente, las filmó en su propia compañía, pero fué una empresa arriesgada y no resultó. Tuvieron que pasar casi 30 años para que MGM rodara la película de Judy Garland, que es hasta hoy, la más vista en todo el mundo desde su estreno.