Saturday, December 17, 2011

Adiós a Capulina

No me había dado tiempo de dedicarle a Capulina una entrada por motivo de su deceso.
El cuerpo físico del comediante del humorismo blanco abandonó este mundo el día 30 de Septiembre del presente año.


Yo recuerdo, que fué una de sus películas, la primera que ví en cine, muchísimo tiempo antes de que tuviéramos televisión, donde después veríamos las que había hecho con Viruta.
Un día nos llevaron de la escuela a todos en montón, a ver EL MUNDO DE LOS AVIONES. Recuerdo que la película era en color, y que además Capu sin saber volar ni nada andaba en un avión metiéndose en líos. No sé donde habrá andado la persona que nos llevó y que ni cuidado nos ponía, porque a pesar de la emoción que significaba para un niño de mi edad subir las enormes escaleras que conducían al área de la galería (o gayola), me daba miedo que al asomarme hacia abajo pudiera caerme o que alguien me empujara. Así eran mis compañeros. Me tuve que sentar en luneta, y cerca de la pantalla, lejos de donde pudieran escupirme, porque ese era su deporte favorito. 
Gracias a Capulina, a quien seguramente ya había visto en caricatura en alguna de sus historietas, fué que me invadió la curiosidad por saber más del cine. En mi casa decían que era como magia, porque allí se podían ver personas aunque ya estuvieran muertas, como Pedro Infante. Nunca nadie supo darme una razon satistafactoria, pero lo cierto es que hasta hoy, el cine es para mí algo maravilloso, algo que me permite vivir experiencias y fantasías que no existen. Sea bueno o malo (totalmente relativo) nos hace pasar momentos de entretenmiento...
Descanse en paz el rey del humorismo blanco, Capulina...